El mando de Google Stadia
Foto: Gizmodo

Igual que ha ocurrido con el boom de los servicios de streaming, est√° ocurriendo algo parecido con el mercado de los juegos, que cada vez inundan m√°s el mercado para tratar de dominar el mercado del entretenimiento. Netflix, por ejemplo, dijo en un informe de ganancias a principios de este a√Īo que se ve√≠a a s√≠ mismo como compitiendo con ‚ÄúFortnite m√°s que con HBO‚ÄĚ.

De acuerdo con un estudio reciente de Deloitte, m√°s millennials (personas de hasta 35 a√Īos, seg√ļn el estudio) tienen ya servicios de suscripci√≥n de juegos (53 por ciento) que personas que pagaron servicios de suscripci√≥n tradicionales de televisi√≥n (51 por ciento), que incluyen televisi√≥n por cable, sat√©lite, y fibra. Las suscripciones de juegos de los millennials aumentaron significativamente respecto al a√Īo pasado (44 por ciento).

Estos hallazgos forman parte de la 13¬™ edici√≥n de la encuesta de tendencias de medios digitales de Deloitte. Seg√ļn la consultora, aunque el n√ļmero de jugadores se ha mantenido m√°s o menos igual, la forma en que las personas est√°n jugando en estos √ļltimos a√Īos ha sufrido un cambio notable a medida que los juegos de PC bajan y los juegos m√≥viles van en aumento.

‚ÄúEl nivel de penetraci√≥n de los juegos entre los millennials es m√°s alto que la penetraci√≥n de la televisi√≥n de pago, una indicaci√≥n de que los adultos m√°s j√≥venes tienen menos probabilidades de quedar satisfechos con las opciones de entretenimiento tradicionales‚ÄĚ afirmaba el estudio.

Advertisement

Este cambio de preferencia entre las generaciones m√°s j√≥venes que provoca que se alejen de los medios tradicionales no es algo que se le escape a las grandes compa√Ī√≠as. Un repaso r√°pido: entre las grandes empresas tenemos el xCloud de Microsoft, Stadia de Google y el Arcade de Apple, todos pensados para ser lanzados este mismo a√Īo.

Resulta bastante obvio llegados a este punto que las grandes compa√Ī√≠as del entretenimiento buscan hacerse con el mayor trozo del pastel del streaming que actualmente est√° dominado por gigantes como Fortnite o Netflix. El aumento de este tipo de servicios significa que est√°n listos para proveerte de contenido. Pero el streaming de videojuegos conlleva muchos m√°s problemas t√©cnicos que los que supone ver el √ļltimo episodio de Stranger Things. Tambi√©n supone el inicio de una nueva era en la que no ser√°s el due√Īo de los juegos a los que juegas.

Advertisement

La gran pregunta para este floreciente sector es si estos mismos millennials que ya est√°n pagando suscripciones mensuales de juegos est√°n listos para apostar por el streaming de videojuegos.


Para estar al tanto de más noticias, síguenos en Twitter @GizmodoES