Photo: Giannis Giannakopoulos

Ocurri√≥ en el oeste de Grecia, en la costa de la ciudad de Aitoliko. All√≠ emergi√≥ una ma√Īana una enorme telara√Īa que cubr√≠a la zona. M√°s de 300 metros de red que dejaban un extra√Īo y pintoresco escenario. ¬ŅQu√© demonios hab√≠a ocurrido?

Como se puede apreciar en el siguiente v√≠deo, la telara√Īa lo cubr√≠a todo, desde √°rboles hasta arbustos cerca de una laguna en las costas de la ciudad. La culpa, seg√ļn ha explicado la bi√≥loga Maria Chatzaki, es de las ara√Īas del g√©nero Tetragnatha, que com√ļnmente se conocen como ara√Īas el√°sticas debido a su aspecto con cuerpos alargados.

Esta especie vive en muchas √°reas del mundo, y suelen construir sus redes cerca de h√°bitats acuosos. De hecho, algunas especies incluso pueden caminar sobre el agua, aunque no hay que temer por ellas. Seg√ļn Chatzaki:

Estas ara√Īas no son peligrosas para los humanos y no causar√°n ning√ļn da√Īo a la flora de la zona. Las ara√Īas tendr√°n su fiesta y pronto morir√°n. Adem√°s, esta no es la primera vez que esto sucede, y de hecho es un fen√≥meno relativamente com√ļn que puede ocurrir cada dos a√Īos.

De acuerdo con la bióloga, lo ocurrido es una mezcla de tiempo y oportunismo:

Cuando un animal encuentra abundante comida, altas temperaturas y suficiente humedad, tiene las condiciones ideales para poder hacer grandes poblaciones. Este fen√≥meno ha surgido de una explosi√≥n demogr√°fica de este tipo de ara√Īa.

Image: Giannis Giannakopoulos

Advertisement

Photo: Giannis Giannakopoulos

Por tanto, ha ocurrido lo que probablemente est√©s pensando. Las condiciones son tan adecuadas que un grupo de ara√Īas comenz√≥ a disfrutar del clima, aprovechando la oportunidad de comer en exceso, aparearse y ‚Äúdivertirse‚ÄĚ.

Por cierto, los lugare√Īos probablemente deber√≠an estar agradecidos, ya que una de las cosas que comen son los mosquitos, muy abundantes en la zona. [ScienceAlert]