Halloween no se celebra igual en todos los países, de hecho en algunos ni se celebra, pero es imposible no echar un vistazo a la creatividad de la gente con los disfraces. Y este es uno que merece mención: Baby LED. No sé qué es mejor, si el nombre, el disfraz o la cara de felicidad del crío.

El Baby LED sirve para recordarnos que no hace falta nada sofisticado para tener una gran idea. Basta algo de imaginaci√≥n. Si eres de los que celebran Halloween y tienes en mente alg√ļn tecno-disfraz curioso, ya sabes, cu√©ntanos debajo (con foto, mejor que mejor). [v√≠a Charlie White]