Huawei es conocida, sobre todo, por hacer teléfonos. Ahora se han querido subir también al carro de los portátiles y el resultado es el nuevo Huawei Matebook, una tablet convertible en laptop mediante un teclado que se parece, quizá demasiado, a la Microsoft Surface pero que por suerte llega con algunas peculiaridades interesantes.

Como ocurre con Surface, Matebook es esencialmente una tablet con un teclado. La pantalla es aqu√≠ de 2560x1440 y 12 pulgadas. No hay, en principio, posibilidad de hacer dual-boot con Android aunque hablando con Huawei han admitido que podr√≠a llegar a ser posible. El ratio de tama√Īo/pantalla es del 84% lo que implica que es algo m√°s peque√Īa que el resto de tablets con este tama√Īo a costa de reducir bastante los biseles laterales.

Advertisement

Viene con dos altavoces Dolby que hemos probado reproduciendo un trailer de la √ļltima pel√≠cula de Transformers. ¬ŅEl tr√°iler? Terrible, pero los altavoces son una aut√©ntica gozada. Es pronto todav√≠a para determinar si son igual de buenos que los del iPad Pro (y en ese caso son cuatro, no dos) pero para estar montados en un tablet suenan genial, sin ning√ļn pero.

Advertisement

En el lado derecho encontramos los botones de volumen ¬ŅVen ese hueco que dejan entre medias? Eso es el sensor de huellas dactilares, un movimiento bastante inteligente. Es el mismo sensor que encontramos en el Huawei Mate 8 y en las pruebas que he realizado ha sido incre√≠blemente r√°pido. La duraci√≥n de la bater√≠a llega hasta las 10 horas con un uso normal, 9 si vas a ver video. El procesador es un Intel Core M.

El teclado es retroiluminado y las teclas tienen un recorrido de 1,5 mm. No es, desde luego, el mejor teclado m√≥vil que he probado aunque es bastante seguro decir que es superior a la media. Como ocurre con el iPad Pro la conectividad entre teclado y dispositivo no se relega a Bluetooth sino que se realiza a trav√©s de un puerto en el lateral del dispositivo, mucho m√°s fiable. La funda act√ļa doblemente como elemento protector y como elemento para fijar la tablet en posici√≥n de escritura. Hay dos diferente, una m√°s inclinada, otra menos. La funda vendr√° en cuatro colores y el dispositivo en s√≠ en dos: Space Silver (s√≠, como el Space Grey de Apple) y Champagne Gold (Dorado, sin m√°s).

Advertisement

Huawei va a promocionar el dispositivo como ‚Äúun intento de acercar la perspectiva m√≥vil a los PC‚ÄĚ y aunque no tenemos del todo claro a qu√© se refieren exactamente con eso lo quieren conseguir haciendo uso de una serie de accesorios que multiplican las posibilidades del dispositivo.

Para empezar está Matetrans, puesto que el dispositivo no tiene incluida conectividad LTE/4G, esta aplicación permite utilizar rápidamente tu dispositivo Android como hotspot WiFi y así tener internet sobre la marcha. También permite intercambiar archivos entre ambos terminales. El Matebook utiliza el nuevo estándar USB-C y como este es (aun) algo limitado incluye un adaptador variado con más puertos: VGA, HDMI, USB normal 3.0 e incluso Ethernet.

Advertisement

Por √ļltimo hay un stylus, con 2048 puntos de presi√≥n seg√ļn Huawei. Es algo m√°s pesado, m√°s aparatoso y m√°s burdo que el Apple Pencil o el stylus de las Surface, pero funciona de manera muy similar. Ah, y trae un puntero l√°ser en un extremo, as√≠ que seguro que le gustar√° a tus gatos.

Esto es todo, pero nos falta una parte fundamental: ver c√≥mo los usuarios juegan con los precios. Las Surfaces son dispositivos muy buenos, pero quiz√° algo caras para el usuario medio. En este caso van desde los $699/799‚ā¨ el tablet a secas con 4GB de RAM y 128 GB de disco duro SSD hasta $1599/1799‚ā¨ con 8 GB de RAM y 512 GB de disco duro. El precio de los accesorios es $129/149‚ā¨ para el teclado, $59/69‚ā¨ para el MatePen y $89/99‚ā¨ para el MateDock. Son varias opciones pero que dejan la primera opci√≥n m√°s digna a unos 800-900 d√≥lares o euros (la tablet b√°sica m√°s el teclado y el l√°piz, por ejemplo).

Advertisement

Si Huawei consigue convencer con esas cifras, puede triunfar, si no es otro convertible m√°s destinado a engrosar una larga lista. No es un mal dispositivo, en absoluto, pero tampoco hace nada especialmente interesante o rompedor que justifique un precio muy alto.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)