Tidal es un servicio de música en streaming que ha sido presentado hoy, a bombo y platillo, por algunos de las principales figuras de la industria musical. Jay-Z, Beyonce, Daft Punk y Deadmau5 entre otros. ¿La premisa? Crear un clon de Spotify cuya retribución sea más justa para los artistas y que tenga más calidad de sonido.

Y digo Spotify porque aunque tiene una justa competencia (Rdio, sin ir más lejos) se ha convertido esencialmente en el servicio de música por streaming por omisión. Es el que mayor cantidad de usuarios tiene, 15 millones de pago y 45 que lo usan con publicidad, y es el mismo del que Taylor Swift decidió quitar sus canciones por considerarlo "un abuso". Por si alguien se lo pregunta, sí, Swift sí ha puesto su catálogo en Tidal, con la excepción de su último disco.

Advertisement

Prolegómenos aparte, veamos con detalle lo que Tidal ofrece de nuevo. Por un lado está el hecho de que máquinas de hacer marketing y mover masas como Jay Z o su señora Beyonce están detrás. Eso es algo. Hace ruido, llama la atención y construye el advertising del servicio sobre marcas personales de sobra conocidas. Ahora mismo la aplicación está como la segunda en el ranking de búsquedas de la App Store española. Por otro, está la promesa de que pagará de manera "más justa" a los artistas, sin que ese sistema de distribución se haya explicado a fondo o termine de quedar claro del todo.

Y por último, están las eternas vueltas en torno a la audio alta calidad. Tidal permite reproducir canciones en formato FLAC, sin pérdidas como en MP3 a 1411 kbps, frente a los 320 que ofrece como máximo Spotify. Muy bonito, pero la pregunta es ¿importa?

Advertisement

El Audio HiFi importa y no importa, se nota y no se nota

¿Importa el audio de alta calidad? ¿Se nota? Pues como todo, depende. Depende dos factores esenciales, por un lado la calidad del dispositivo sobre el que escuches ese sonido y por otro lado de tu oído. El oído, como el gusto, la percepción o el ojo artístico, se educa. He visto a gente ponerse auriculares de 1000 dólares y decir que "tampoco es para tanto si comparas con los que vienen en el iPhone".

Advertisement

Tidal es, quizá como sus propios creadores, un producto exclusivo. De nicho. Un la crème de la crème en el que la única opción que merece realmente la pena, la que permite escuchar audio en alta calidad, cuesta $20 dólares al mes, el doble que Spotify.

Tidal tiene incluso un test online para que puedas probar para comprobar las "bondades" del audio en alta definición. Tiene trampa, es básicamente una muestra de 5 pistas reducida a dos opciones para cada una, así que se reduce a una cuestión del 50% (como han sido, de hecho, mis resultados). Y si lo pruebas con unos altavoces baratos de móvil o de un portátil asume, por supuesto, que cualquier parecido con la realidad es una simple coincidencia.

Advertisement

Un momento ¿esta historia no la habíamos oído antes, parecida? Sí, con el Pono. Un trasto de $400 dólares que promete satisfacer las demandas de los audiófilos más exigentes. Y lo cumple. Pero lo en un nicho de mercado, no en algo masivo. Ocurre algo parecido con el Walkman ZX2 de Sony.

Hablemos del catálogo

La opción de $10 dólares la he desdeñado tan rápido por un simple motivo: el catálogo de Tidal no es (aún) tan amplio como el de Spotify. Así que puestos a pagar por un servicio premium, a misma calidad de sonido (MP3, 320 kbps), Spotify es la mejor opción.

Advertisement

Tidal ofrece también listas personalizadas y hechas a mano (o eso dicen) por diversos artistas como Jay-Z, Beyoncé, Deadmau5, Jason Aldean y que, sobre el papel, son mejores y tienen más que ofrecer que las de la sección Explorar de Spotify y que lleva dando vueltas unos años ya. Sobre el papel, a mí no me desagrada que artistas que me gustan y respeto seleccionen listas personalizadas para mí, pero al final lo que me acaba importando es que estén bien hechas, que sean buenas. Spotify lo consigue. Tidal está por ver aún. Ah, y la interfaz de Tidal es una copia burda y descarada de Spotify.

Tidal.

Advertisement

Spotify.

Las nubes en el horizonte

Apple va a lanzar, según los rumores, un servicio de música en streaming durante la WWDC de Junio. Y costará sólo $7 dólares. Si eso ocurre, Spotify tiene un serio problema y Tidal está, directamente, muerto en su opción básica. La opción premium con audio HiFi se hace, por su lado, aún más exclusiva.

Advertisement

¿Merece la pena? Es un buen intento, en mi opinión el dardo al corazón más certero que ha tenido nunca Spotify, y es posible que acabe teniendo éxito, pero no creo que de momento parezca la pena. El precio, el catálogo y el hecho de que no tiene apenas ningún tipo de integración social (Spotify se integra con Facebook y permite enviar canciones a tus amigos), reducen aún más el margen.

Dicho eso, los primeros 30 días son gratis, así que puedes probarlo y decidir por ti mismo. Si tienes un equipo de sonido de alta calidad y estás buscando algo parecido a Spotify que te permita aprovecharlo es posible que te merezca aún más la apena. Para el resto, tranquilos, Jay-Z aún no ha reinventado la rueda.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)