Foto: BAE Systems

Los aviones convencionales dependen de una serie de superficies móviles, como flaps y alerones, para controlar el flujo de aire en las alas. MAGMA es un avión no tripulado que utiliza chorros de aire para maniobrar en vuelo.

El prototipo fue desarrollado en el Reino Unido por investigadores de la Universidad de Manchester e ingenieros de BAE Systems. MAGMA sustituye las superficies de control por aire soplado supersónicamente, lo que allana el camino para crear aviones más eficientes, ligeros y económicos.

El avi√≥n se prob√≥ con √©xito el mes pasado. El primer vuelo de prueba, que tuvo lugar en el aer√≥dromo de Llanbedr, al norte de Gales, demostr√≥ dos tecnolog√≠as de control de aire dise√Īadas para reemplazar flaps y alerones:

  • El control de circulaci√≥n del ala, que toma el aire caliente del motor del avi√≥n y lo sopla a una velocidad supers√≥nica a trav√©s de peque√Īas ranuras en el borde del ala para controlar la aeronave.
  • Y el empuje vectorial flu√≠dico, que controla el avi√≥n soplando chorros de aire en la boquilla de escape para orientarlo hacia arriba o abajo.
Gr√°fica: BAE Systems

Los ingenieros de BAE Systems creen que su dise√Īo resultar√° en aviones m√°s fiables, pero tambi√©n m√°s sigilosos, ya que reduce la cantidad de huecos y bordes que hacen que un avi√≥n sea observable en el radar.

[BAE Systems vía New Atlas]