Photo: Alla Wagner (Facebook)

“¿Por qué mudarte a esta casa de ensueño frente a un lago cambiaría tu vida?”. Responde a esta pregunta en menos de 350 palabras y la casa podría ser tuya. Pero ojo, no es un regalo: hay que poner 19 dólares por participar.

La mansión está en Millarville, una aldea verde a los pies de las Montañas Rocosas en Alberta, al oeste de Canadá. Tiene 460 metros cuadrados, bodega, biblioteca, una gran cocina y vistas a un estanque azul. La dueña, Alla Wagner, dice que decidió venderla por motivos de salud.

Claro que con “venderla” queremos decir regalarla al ganador de un improvisado concurso literario llamado Write a Letter, Win A House. El concurso tiene una tarifa de admisión de 25 dólares canadienses ($19) y hay un que alcanzar un mínimo de 68.000 cartas para elegir un ganador.

La idea es que Wagner ingrese el valor estimado de la vivienda (1,7 millones de dólares canadienses) sin que nadie pague el precio total. Es una especie de lotería que no depende de la suerte: la dueña de la casa filtra las mejores cartas y sus seguidores en las redes sociales eligen al ganador.

De ahí la pregunta que da pie al concurso: cada participante tiene que convencer a los jueces de que merece vivir allí.

Advertisement

Este mecanismo no es exactamente nuevo (alguien hizo lo mismo en Maine en 2015 con una tarifa de entrada de $125), pero Wagner es muy honesta sobre las razones que la llevaron a montar algo así. La crisis del petróleo ha puesto patas arriba el mercado inmobiliario en Alberta y este crowdfunding, con ayuda de las redes sociales, le permitirá recuperar su valor.

Photo: Alla Wagner (Facebook)
Photo: Alla Wagner (Facebook)

Advertisement

Photo: Alla Wagner (Facebook)
Photo: Alla Wagner (Facebook)
Photo: Alla Wagner (Facebook)

Advertisement

Photo: Alla Wagner (Facebook)

[Write a Letter, Win A House]