Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Un par de casquetes polares han desaparecido por completo

A la izquierda, lo que fueron los casquetes de hielo de la Bahía de San Patricio en agosto de 2015. A la derecha ya no están desde julio de 2020.
A la izquierda, lo que fueron los casquetes de hielo de la Bahía de San Patricio en agosto de 2015. A la derecha ya no están desde julio de 2020.
Imagen: Bruce Raup (National Snow and Ice Data Center (Other)

Un conjunto de casquetes polares ha desaparecido literalmente. No necesitamos más evidencia de que la Tierra se está calentando hasta el punto de una inestabilidad sin precedentes, pero este último descubrimiento es inquietante, cuanto menos.

Advertisement

Los científicos del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo (NSIDC) dijeron la semana pasada que las capas de hielo de la Bahía de San Patricio en la isla nororiental de Ellesmere en Nunavut, Canadá, no se ven en ninguna parte en las imágenes satelitales. Los investigadores sospecharon durante mucho tiempo que esto sería posible, pero la predicción ha llegado un poco antes de lo esperado.

Un casquete de hielo es una especie de mini glaciar. Estas formaciones se extienden a menos de 31.000 kilómetros cuadrados, por lo que son más pequeñas que las capas de hielo. Las capas de St. Patrick Bay eran realmente pequeñas: en 1959, la más grande tenía solo 46 kilómetros cuadrados, y la más pequeña, solo 28 kilómetros cuadrados. Para 2001, las dos capas de hielo se habían reducido al 62% y 58% de su tamaño de 1959, respectivamente.

Advertisement

En 2017, un equipo publicó un documento que sugería que los casquetes polares desaparecerían en los próximos cinco años debido al rápido calentamiento de las temperaturas en el Ártico.

Bueno, parece que al final fueron tres años. Ya no están en las fotos satelitales del 14 de julio de 2020. Este año ha sido especialmente brutal en toda la región. Los últimos meses han estado plagados de olas de calor e incendios forestales en todo el Ártico. Este calor extremo probablemente contribuyó a la fusión de los casquetes polares. La investigación ha encontrado que los veranos en la región no han sido tan cálidos en 115.000 años. 

Advertisement

Aún así, estos dos casquetes, junto con todos los dispersos a lo largo de las aguas que alimentan la Bahía de Baffin, han estado sufriendo durante bastante tiempo. El casquete de Barnes, por ejemplo, contiene algunos de los hielos más antiguos del mundo, pero las imágenes satelitales muestran la rapidez con la que se ha estado retirando en la última década. Mientras tanto, los casquetes de St. Patrick Bay se formaron hace solo unos siglos. Desde al menos 1959 se han ido difuminando dramáticamente. Ahora se han ido.

De cerca. Puedes verlos en 2015 y desaparecidos en 2020.
De cerca. Puedes verlos en 2015 y desaparecidos en 2020.
Imagen: Bruce Raup (National Snow and Ice Data Center (Other)
Advertisement

Hace tiempo que sabemos que a medida que el cambio climático se afianza, los efectos serían especialmente pronunciados en el Ártico”, dijo Mark Serreze, director de NSIDC, en un comunicado de prensa. “Pero la muerte de esas dos pequeñas capas que una vez conocí tan bien ha hecho que el cambio climático sea muy personal. Todo lo que queda son algunas fotografías y muchos recuerdos”.

Primero visitó los casquetes en 1982 como estudiante graduado. Los ha estado estudiando y observando desde entonces. En aquel entonces, el calentamiento global no era la crisis urgente en la que se había convertido. Eventos como este muestran cuán dañinos pueden ser sus impactos. Nos recuerdan que la crisis climática está aquí; ha llegado con cada casquete o capa de hielo que se derrite, nuestros océanos se elevan un poco más. Algunos pueden no preocuparse por las tierras árticas del norte, pero deberían preocuparse por sus playas y ciudades que terminarán bajo el agua si continuamos por este camino.

Share This Story

Get our newsletter