Necesitaba un portátil nuevo para cubrir el Mobile World Congress desde Barcelona, así que hice lo que todo el mundo haría: comparar modelos y precios. Al final me decidí por un Huawei Mate 13 que estaba a 680 euros en AliExpress y lo pedí con tiempo para que llegara desde China antes del MWC. Nunca llegó.

Si te preguntas por qué me gasté 680 euros en un portátil sin garantía europea, con teclado ANSI y Windows en chino, la respuesta es que soy idiota. Si quieres saber qué pasó cuando me di cuenta de que el portátil no iba a llegar jamás, la respuesta te resultará más interesante y quizá útil en futuras compras en China.

Advertisement

Los riesgos de comprar un portátil en China

AliExpress es una tienda tipo marketplace del gigante chino Alibaba. A diferencia de Amazon, todos los vendedores que hay en AliExpress son empresas o particulares: la plataforma no vende directamente a los consumidores, hace de intermediaria entre los consumidores y miles de vendedores distintos.

Comprar un portátil en AliExpress puede ser mucho más barato que hacerlo en una tienda española, pero entraña dos grandes riesgos. El primero es que la garantía del portátil no depende de la ley española: si existe garantía, será la que ofrezca el vendedor como incentivo para que compres el producto; luego hay fabricantes que ofrecen servicio técnico global, pero no están obligados a hacerlo por ley. Si el vendedor tiene su sede en China, no habrá garantía europea de dos años aunque el producto se envíe desde un almacén en España.

El segundo riesgo son los gastos aduaneros. Si el paquete es revisado por aduanas, tendrás que pagar un arancel, el IVA y la tarifa que te cobre el mensajero por hacer el trámite. Los vendedores de AliExpress suelen poner un precio menor del que realmente tiene el producto en el paquete para reducir los gastos de aduanas, pero si te toca pagar lo que corresponde no será moco de pavo (en España, esto ocurre con mucha más frecuencia si el pedido viene con una empresa de mensajería privada, como DHL, que si viene con Correos).

Advertisement

Qué hacer si el pedido nunca llega

Otro problema muy distinto es que el portátil no aparezca. Esto fue lo que me pasó a mí y, a pesar del susto inicial, se solucionó mucho más rápidamente de lo que esperaba. La web de AliExpress tiene un contador en la página de pedidos que indica cuándo se acaba el plazo para que te llegue el producto. Si el plazo ha caducado, puedes abrir una disputa con el vendedor (tal y como ocurre en eBay) y demostrar que ha habido un problema con el pedido. Entonces el vendedor debe responder y darte una solución o demostrar que no es su problema.

Advertisement

En mi caso particular, el vendedor me había dado un número de seguimiento de DHL Express que aparecía como “entregado”, pero no se correspondía con mi pedido. Antes de escalar el tema a AliExpress, llamé a DHL y me indicaron que no había ningún pedido a mi nombre, por lo que di el portátil por perdido. Contacté por privado con el vendedor y, como no contestó, abrí una disputa*.

Para defender mi postura de “eh, a mí no me ha llegado nada”, subí capturas de pantalla del seguimiento de DHL y elegí la opción “quiero un reembolso”. En apenas unas horas, el vendedor me contactó por privado para pedirme paciencia mientras “negociaba” una solución con la empresa de mensajería. Al día siguiente, recibí un mail de AliExpress confirmando que la disputa había finalizado y el vendedor había aceptado reembolsarme la totalidad del pedido.

Advertisement

(*) Puedes encontrar el botón “Abrir Disputa” en la pestaña “Mis pedidos” o en la página “Detalles de la Transacción” de un pedido en concreto dentro de la web de AliExpress. A continuación tendrás que rellenar un pequeño formulario en el que debes demostrar que has tenido un problema con fotos o capturas.

Algunas conclusiones tempranas

Al final me quedé sin portátil, pero recuperé el dinero. Mi conclusión es que el sistema de disputas de AliExpress te da suficiente seguridad para hacer una transacción “grande” con un vendedor fiable (esto es, un vendedor que tenga muchas valoraciones positivas). Pero si volviera a comprar un portátil en China, valoraría hacerlo en una web que acepte PayPal, como GearBest. PayPal y su sistema propio de resolución de disputas añaden una capa extra de protección.

Advertisement

Esto no significa que vaya a dejar de usar AliExpress. Quizá a partir de ahora desconfíe de los vendedores con precios demasiado bajos o revise a fondo los comentarios de otros usuarios antes de darle al botón de comprar, pero por lo demás tendré que asumir riesgos. Al final, el dinero que doy a un vendedor de China es dinero que dejo de darle a una tienda de España, que es donde estoy protegido como consumidor. Todo por ahorrarme unos (cuantos) euros.