Imagina poder usar tu nariz para bucear, para transportar casi cualquier cosa o para oler a varios kilómetros de distancia. Bueno, los elefantes no tienen que imaginarlo: su trompa hace eso y mucho más gracias a lo que tienen en su interior.

Curiosamente, si fueras a diseccionar la trompa de un elefante, el resultado ser√≠a m√°s similar al interior de nuestra lengua que a la nariz. De hecho, la lengua, la trompa de un elefante o los tent√°culos de un pulpo son todos √≥rganos √ļnicos llamados hidrostatos musculares.

Esto significa que est√°n hechos casi por completo de m√ļsculo, y en el caso de una trompa de elefante tienen una gran cantidad de estos m√ļsculos (alrededor de 40.000). Para que nos hagamos una idea, pensemos que el cuerpo humano entero cuenta √ļnicamente con 650 m√ļsculos en comparaci√≥n con la ‚Äúnariz‚ÄĚ del elefante.

Normalmente, los m√ļsculos dependen de los huesos y articulaciones para moverse y ejercer fuerza. Eso es precisamente lo que ocurre cuando levantamos pesas, momento en que nuestros b√≠ceps tiran de nuestros huesos del antebrazo, lo que produce que se balanceen alrededor de nuestra articulaci√≥n del codo.

Advertisement

Sin embargo, en la trompa de elefante no hay huesos para tirar ni articulaciones en las que basarse. En este caso, los m√ļsculos asumen ese papel, lo que hace que las trompas sean incre√≠blemente flexibles para que puedan moverse en todas las direcciones. Y todos esos m√ļsculos significan que son lo suficientemente poderosos para levantar cientos de kilos.

No s√≥lo eso, adem√°s de cargar cosas pesadas, las trompas tambi√©n son lo suficientemente delicadas como para recoger cualquier cosa por peque√Īa que sea sin romperla.

Advertisement

En cualquier caso, aunque las trompas pueden estar estructuradas como una lengua y funcionan como un brazo, en realidad sí que son o hacen la función de una nariz para el animal. Y no una nariz cualquiera, una excepcional. Y es que el sentido del olfato de un animal está vinculado a la cantidad de los genes receptores olfativos que posee.

En el caso de los elefantes, cuentan con una gran cantidad, casi 2.000, lo que significa que tienen m√°s que cualquier otro animal conocido (los humanos contamos con 636, como referencia). De hecho, la nariz de un elefante es tan buena que es capaz de oler incluso bombas. Esto ha ocurrido en Angola, donde los animales han ayudado a detectar minas terrestres.

Un estudio en el a√Īo 2015 lo confirm√≥. A los elefantes les presentaron una gran n√ļmero de cubos alineados con diferentes olores, incluido TNT. De las 97 muestras de TNT detectaron todas menos una.

Advertisement

No obstante, los elefantes utilizan la trompa como nosotros usamos los ojos: para encontrar comida y agua, a otros elefantes cercanos, o para advertir sobre depredadores. Tambi√©n la utilizan para atravesar r√≠os profundos (curvando la trompa como si fuera un tubo) o para ba√Īarse en forma de manguera, como seguramente todos hemos visto alguna vez. Y es que una sola succi√≥n puede contener hasta 10 litros de agua. Alucinante. [SciShow]