Ayer todas las miradas estaban puestas en el flamante Tesla Roadster de Elon Musk, el coche que quedará registrado en los libros de historia mientras se dirige hacia una órbita elíptica a millones de kilómetros de la Tierra. Sin embargo, había otro detalle que muy pocos saben: el propósito real de Starman.

Nos referimos al maniqu√≠ que iba ‚Äúal volante‚ÄĚ del veh√≠culo, qui√©n resulta ser mucho m√°s que una carga √ļtil para el cohete. En realidad, su funci√≥n es, posiblemente, de las m√°s importantes: probar por primera vez los trajes de SpaceX en el espacio.

Advertisement

En octubre del a√Īo pasado, Elon Musk revelaba en Instagram el dise√Īo de los trajes espaciales que llevar√°n los astronautas de la NASA en los vuelos tripulados de SpaceX. Ese d√≠a, Musk dijo lo siguiente:

Vale la pena se√Īalar que estos funcionan de verdad (no son una maqueta). Quiero decir, es un viaje peligroso, y quieres estar seguro. Es f√°cil hacer un traje espacial que se vea bien pero que no funciona; lo realmente dif√≠cil es hacer un traje espacial que funcione y se vea bien.

Advertisement

Era verdad, el traje se veía bien, precioso, sin embargo, faltaba la prueba de fuego, y esa ha llegado con Starman, tal y como explicó Musk en la conferencia de prensa posterior al lanzamiento del Falcon Heavy.

El maniqu√≠ vest√≠a precisamente el traje de la tripulaci√≥n SpaceX, en vez de un prototipo o maqueta no funcional. Starman estaba proporcionando las primeras pruebas efectivas del traje para un vuelo tripulado. ¬ŅEl resultado? ‚ÄúDefinitivamente funciona‚ÄĚ, dijo Musk. ‚ÄúPuedes pon√©rtelo y saltar al vac√≠o sin miedo‚ÄĚ.