Imagen: Pexels

La semana pasada, un amigo mío intentó imprimir su tarjeta de embarque para regresar a su casa de San Francisco y se encontró con problemas. No importaba cuántas veces volviera a cargar la página de Delta o tratara de hacer el checking en su móvil, siguió recibiendo un mensaje de que no podría imprimir su tarjeta.

En el momento, lo atribuimos a una casualidad extraña, pero cuando llegó al aeropuerto se enteró de lo que pasaba: había sido seleccionado para un control de seguridad secundaria. Por eso razón su tarjeta de embarque no se podía imprimir, y cuando realmente lo consiguió, la tarjeta salió con las siglas “SSSS” impresas.

SSSS significa Selección Secundaria de Seguridad. Cuando te eligen para esto, no podrás imprimir tu tarjeta de embarque en casa o en uno de los quioscos del aeropuerto. En su lugar, tendrás que obtener la tarjeta desde el escritorio donde probablemente te harán algunas preguntas sobre tus planes de viaje, además de revisar tu identificación.

Hay un montón de razones de lo más variadas por las que puedes terminar con las siglas SSSS. Mi amigo, por ejemplo, pasa por ser un escritor de viajes, por lo que hace una serie de rutas que probablemente podrían ser caracterizadas como “inusuales”. Por esta razón pensamos que lo seleccionaron. Lo cierto es que no hay una explicación oficial de lo que te lleva a la lista, pero algunas ideas pasan por vuelos de última hora, vuelos internacionales sólo de ida, pagar un vuelo en efectivo o viajes que se originan desde un “país de alto riesgo”. También puede suceder al azar, y obviamente sucederá si estás en alguna lista de vigilancia.

Imagen: Wikimedia Commons

Si tienes la SSSS, cuando llegues a la parte delantera de la cola de seguridad, donde la máquina normalmente escanea tu billete, sonará un pitido que te identificará como seleccionado al azar para la detección adicional. Algunas personas que han sido seleccionadas con frecuencia sugieren caminar directamente al carril de Prioridad en seguridad y hacerles saber de tu “tipo” de billete, en lugar de esperar en la línea de seguridad general sólo para que te saquen cuando llegues al escaneo.

Advertisement

A partir de ahí, lo normal es que termines en una cola donde pasarás por toda una gama de pruebas de seguridad extra. Basándonos en los relatos de otros usuarios en Internet, la experiencia puede variar un poco, aunque es probable que tengas que pasar por el detector de metales y un escáner corporal, a veces hasta dos veces, así como recibir un escáner más completo de todo el cuerpo. Tus bolsas y equipaje de mano van a ser cuidadosamente analizadas por la seguridad y pasarán los productos que prueban si existen residuos explosivos. También necesitarás encender todos sus dispositivos electrónicos, así que asegúrate de que estén cargados.

Cuando todo esto haya terminado, el agente de la TSA rellenará un formulario y luego sellará su tarjeta de embarque en papel diciendo que todo está bien. Cuando llegues a la puerta de embarque para entrar en el avión, la alarma sonará de nuevo, y el agente de la puerta se asegurará de que tienes el sello y la firma correcta en tu tarjeta antes de dejarte subir a bordo.

Advertisement

La experiencia completa puede llevar entre 10-30 minutos, por lo que querrás asegurarte de llegar al aeropuerto con tiempo extra para tu vuelo. También (obviamente) los beneficios de hacer una maleta más “liviana” son claros, tardarás menos.

Sea como fuere, no es tan raro que esto te ocurra de vez en cuando. Sin embargo, en el caso de que te suceda a menudo, entonces debes tratar de hacer una solicitud para que analicen tu caso. Ese proceso es específicamente para aquellos viajeros que son seleccionados repetidamente para la detección adicional, indicando que, quizás, estas de manera accidental en una lista de vigilancia, y que quieres que corrijan tu archivo o historial en el Departamento de Seguridad Nacional.