Qué son las tierras raras y por qué pueden ser decisivas para el futuro de Huawei

35.6K
8
Save
Foto: Getty Images

El gobierno chino está listo para usar los metales de tierras raras como elemento de negociación en la guerra comercial con Estados Unidos que se ha intensificado en las últimas semanas. China suministra aproximadamente el 80% de las tierras raras utilizadas por Estados Unidos para fabricar de todo un poco, desde teléfonos hasta máquinas de rayos X, lo que significa que su escasez podría ser un problema potencialmente costoso para los Estados Unidos.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China se está librando en múltiples frentes, desde la agricultura hasta la minería. Pero el sector de la tecnología también está recibiendo mucha atención desde que Estados Unidos golpeara duramente a Huawei por sus supuestos lazos con el gobierno chino, así que la tecnología y la minería están destinadas a chocar.

Advertisement

A pesar de su nombre, los 17 elementos químicos que componen las tierras raras son en realidad bastante comunes. La parte “rara” es que son muy difíciles de extraer para poder usarse en electrónica, a pesar de ser comunes en la corteza terrestre. Ahora los medios chinos están enviando fuertes señales de que las cosas van a calentarse aún más.

“Sin lugar a dudas, Estados Unidos desea utilizar los productos fabricados con tierras raras exportadas de China para contrarrestar y reprimir el desarrollo de China. ¡El pueblo chino nunca aceptará esto!”, escribió el periódico estatal de China, el Diario del Pueblo, en un artículo de opinión publicado el miércoles.

“Aconsejamos a Estados Unidos que no subestime la capacidad de China para salvaguardar su derecho al desarrollo y sus intereses. ¡No digas que no te lo advertimos!”, añadió.

Aunque la frase “no digas que no te lo advertimos” puede parecer bastante inocua en comparación con la retórica acalorada que emplea Donald Trump, en realidad es de importancia histórica. Como señalan tanto Bloomberg como Reuters, esa frase solo había sido utilizada por medios de comunicación estatales chinos antes de enfrentamientos significativos, como el enfrentamiento de la frontera de 2017 con la India y la invasión de Vietnam en 1979.

Advertisement

Si China interrumpe el acceso de Estados Unidos a los metales de tierras raras, Estados Unidos probablemente acelerará su procesamiento en California y buscará otros aliados como Australia. La compañía de tierras raras Lynas Corp ha estado invirtiendo en nuevas instalaciones en Australia Occidental que le permitirían aumentar significativamente la producción. Las acciones de Lynas han aumentado un 14% hoy en el mercado de valores australiano.

Casi todos los comentarios de la prensa china sobre la guerra comercial con Estados Unidos hace mención a Huawei, y con razón. El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a Huawei de fraude, obstrucción a la justicia y robo de secretos comerciales en enero.

Advertisement

El presidente Trump invoca repetidamente a la seguridad nacional del país cuando habla sobre Huawei, pero también insinúa que hará excepciones a la marca a cambio de concesiones comerciales por parte de China. A veces no es solo una pista, sino un mensaje explícito: lo comido por lo servido.

“Huawei es una cosa muy peligrosa”, dijo Trump la semana pasada, antes de dejar en claro que no está realmente preocupado por la seguridad nacional.

Advertisement

“Es posible que Huawei se incluya en algún tipo de acuerdo comercial”, continuó. “Si hiciéramos un trato, me imagino que se incluiría a Huawei de alguna forma en alguna parte de un acuerdo comercial”.

Huawei, que tiene su sede en Estados Unidos en Plano, Texas, presentó una moción anoche en un esfuerzo por declarar la prohibición del gobierno inconstitucional, pero esa acción parece ser un caso largo en los tribunales de ahora que la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) firmada en 2019 por el Congreso ha hecho mucho más fácil vetar a Huawei por motivos de seguridad nacional, real o imaginaria.

El oficial legal de Huawei, Song Liuping, hizo una declaración desde China esta mañana que decía que el gobierno de Estados Unidos solo quiere sacar a Huawei del negocio, calificándolo de “anormal” y “casi nunca visto en la historia”.

Advertisement

“El hecho es que el gobierno de los Estados Unidos no ha proporcionado pruebas que demuestren que Huawei es una amenaza para la seguridad nacional”, dijo Song. “No hay pistola, no hay humo. Solo especulación”.

Huawei ha intentado varios discursos diferentes, a veces hablando de los Padres Fundadores de Estados Unidos, otras diciendo que si estás preocupado por el espionaje chino, también deberías preocuparte por el espionaje estadounidense. Incluso han probado la adulación. El jefe de Huawei una vez calificó al presidente Trump como un “gran presidente”.

Advertisement

Pero hoy Huawei parecía estar probando una nueva línea, mencionando la asequibilidad y que su importancia para las áreas rurales de Estados Unidos, ya que son el fabricante líder de infraestructura 5G, que algún día podría usarse para llevar Internet de alta velocidad a áreas menos pobladas.

“Permitidme ser claro”, continuó Song. “Esta demanda va de sobre lo correcto. La NDAA es mala para Huawei. Pero también elimina la libertad de elección para los operadores y consumidores estadounidenses. En Estados Unidos, muchas personas de áreas rurales han sido olvidadas. Todavía no tienen acceso a redes de banda ancha asequibles”.

Advertisement

El Dow Jones cayó 238 puntos después de su apertura el miércoles, en gran parte se cree que es una reacción a las noticias de la guerra comercial, una consecuencia que se vuelve cada vez más frecuente.

Share This Story