Samsung presenta de nuevo resultados récord. La compañía surcoreana ha presentado resultados de su tercer trimestre fiscal y ha batido expectativas, con casi 10.000 millones de dólares de beneficio operativo. Sus ingresos ascendieron a 55.600 millones de dólares y su beneficio neto superó los 7.700 millones, casi un 26% más que en el mismo periodo del año anterior. Los smartphones fueron clave en los resultados (con más de 40 millones de Galaxy S4 vendidos a distribuidores), pero más aún su unidad de procesadores y memoria, empujado por el auge de móviles y consolas.