Image: Carolina Reaper (Wikimedia Commons)

Con un registro de 1.570.300 Unidades de Scoville (SHU), la medida para valorar lo picante que es y la cantidad de capsaicina que tienen los pimientos, el chile Carolina Reaper fue declarado el más potente del mundo en el año 2013. De ello puede dar fe un hombre que ha pasado a formar parte de la literatura médica.

Lo cierto es que a pesar de su nombre y su propio aspecto, algunas personas se comen estos chiles increíblemente picantes para divertirse o para ver lo “fuerte” que pueden llegar a ser. Esto fue lo que ocurrió en un caso de estudio que ha reportado The British Medical Journal: un hombre de 34 años de Nueva York se comió uno de estos pimientos durante un concurso de picante. Terminó en urgencias.

Al parecer, el hombre desarrolló un tipo de dolor muy extraño en el cuello y de gran intensidad en la cabeza después de ingerir el chile. Luego comenzaron los dolores más indescriptibles en la cabeza. Según los investigadores del Centro Médico Bassett, Cooperstown, Nueva York:

Durante los días siguientes, en al menos dos ocasiones y en retrospectiva, la intensidad ocurrió con más frecuencia, experimentó dolores de cabeza cortos e intensos durante unos segundos. El dolor era insoportable y, por lo tanto, vino a urgencias.

Image: Carolina Reaper (Wikimedia Commons)

Advertisement

Lo que el hombre tenía, los denominados en inglés como thunderclap headache, vienen a ser una serie de punzadas muy cortas pero severas en la cabeza, en la mayoría de ocasiones derivadas de alguna enfermedad grave. Cuando los médicos le hicieron pruebas, incluyendo una resonancia magnética y una tomografía computarizada, todo parecía normal.

Sin embargo, descubrieron que algunos vasos sanguíneos en el cerebro habían cambiado: todas las secciones de sus arterias cerebrales interna, media y posterior se habían reducido. Esta afección se conoce como síndrome de vasoconstricción cerebral reversible (RCVS) y probablemente causó los dolores de cabeza descritos.

Esta situación a veces puede ocurrir con medicamentos o algunos fármacos, pero una prueba de orina reveló que el sistema del paciente estaba completamente limpio. Sorprendentemente, los médicos piensan que los chiles fueron los culpables:

Dado el desarrollo de los síntomas inmediatamente después de la exposición a una sustancia vasoactiva conocida, es plausible que nuestro paciente tuviera RCVS secundario a los ‘Carolina Reaper’.

Advertisement

Un caso insólito, ya que se trataría de la primera vez que un chile es capaz de causar una constricción de arterias cerebrales. De hecho, lo más parecido ocurrió en el 2016, cuando un hombre vomitó después de tomar un Ghost Pepper que le provocó que se rasgara un agujero de 2,5 centímetros en su esófago.

Visto este tipo de casos, no está de más recomendar precaución con un alimento que, teniendo un montón de beneficios para la salud, puede llevarte a formar parte de la literatura médica. [The BMJ]