Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Gif: Mel Tillekeratne (Facebook)

Algunos lo llamarían karma instantáneo. Otros, como el autor del vídeo, lo llaman tirar 150.000 dólares por el retrete. El caso es que el accidente sucedido esta semana en Nueva York es de los poco habituales y tiene como protagonistas a un Mercedes AMG GT, un semáforo y una boca de riego.

Según los testigos, el conductor del deportivo circulaba a gran velocidad y se saltó un semáforo en rojo en el distrito neoyorquino de Koreatown. Lo que ocurrió a continuación es lo que suele suceder cuando te saltas un semáforo en rojo a toda velocidad. El deportivo chocó contra un Range Rover y salió rebotado hasta romper una boca de riego y quedar encajado justo encima.

Advertisement

Por fortuna, en el choque no hubo que lamentar heridos, pero el AMG GT terminó convertido en una espectacular fuente urbana con agua saliendo hasta por los faros traseros. Si el choque con el Range Rover no fue siniestro total, esto lo es con toda seguridad. El AMG G es un coche cuyo precio oscila entre los 100 y los 150.000 dólares según el equipamiento.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter