Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

"Si sigues nuestras instrucciones podrás recuperarla con vida”: ¿quién mató a JonBenét Ramsey?

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: JonBenét (Wikimedia Commons)

El 26 de diciembre de 1996, una mujer llama a la policía de Colorado. Al parecer, alguien se llevó a su hija por la noche dejando una nota de rescate de dos páginas y media. Se piden 118.000 dólares por devolver a la pequeña sana y salva.

Advertisement

La llamada ocurrió poco antes de la 6 de la mañana. Un oficial de patrulla llegó a la casa de John y Patsy Ramsey siete minutos más tarde, y poco después comenzaron a llegar amigos de la familia que se habían enterado de la desaparición.

Patsy, muy nerviosa y apenas pudiendo articular palabra, explicó cómo alguien había secuestrado a su hija de seis años. No era una niña cualquiera, era JonBenét, la primera gran estrella infantil de Estados Unidos, la ganadora del concurso de belleza que había copado portadas meses atrás con sus incómodas posturas adultas.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: La casa de los Ramsey (AP)

Por su parte, John se mostraba más frío que Patsy según la policía. El hombre condujo al oficial hasta la cocina indicándole la nota escrita a mano de tres páginas que estaba colocada en el suelo de madera. Una nota de rescate que advertía a la pareja que no se pusiera en contacto con la policía y que esperaran una llamada telefónica entre las 8 y las 10 de esa mañana. La carta exigía 118.000 dólares por su regreso. Esto decía parte de la misma:

¡Escucha cuidadosamente! Somos un grupo de individuos que representan una pequeña facción extranjera ... En este momento tenemos a su hija en nuestro poder. Está a salvo e ilesa y si quiere verla con vida debe seguir nuestras instrucciones al pie de la letra.

Cualquier desviación de mis instrucciones dará como resultado la ejecución inmediata de su hija. También se le negarán sus restos para un entierro adecuado. ... Tienes un 99% de posibilidades de matar a tu hija si intentas hablar con alguien. Si sigues nuestras instrucciones podrás recuperarla con vida. Usted y su familia están bajo un escrutinio constante, así como las autoridades. No nos subestimes, John. ... ¡Depende de ti ahora!

Advertisement

Después de que los secuestradores no llamaran a la hora prometida, uno de los oficiales le sugirió a John que mirara alrededor de la casa familiar. En ese instante, John Ramsey salió disparado de la cocina y bajó al sótano con un amigo.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: La casa de los Ramsey el día de la desaparición (AP)
Advertisement

Desde allí se pudo escuchar un grito que no daba lugar a dudas: John descubrió el cuerpo de su hija atada y amordazada, había sufrido una fractura de cráneo y había sido estrangulada. Tenía la boca cubierta con cinta adhesiva y la habían envuelto en una manta blanca. John sacó la cinta adhesiva de la boca de su hija y la llevó al piso de arriba.

Allí, los investigadores supieron al instante que la niña llevaba muerta un tiempo. La habían golpeado salvajemente en la cabeza, estrangulada con un garrote hecho con un cordón de nailon, y posiblemente atacada sexualmente. No había señales evidentes de un robo, y la casa era tan grande que quien quiera que fuera el asesino debía conocer muy bien su distribución al encontrar la habitación de JonBenét en mitad de la noche y llevarla hasta el sótano sin despertar a nadie más.

Advertisement

El descubrimiento del cuerpo y la búsqueda de la persona(s) que la mató se convirtieron en la noticia del año del país. Hoy, posiblemente siga estando en la lista de historias que más público ha atraído por motivos más que cuestionables (otros no tanto).

Un asesinato y los medios

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP
Advertisement

El caso de la primera “niña modelo” atrajo a todo tipo de prensa que no dudó en sacar fotos de la autopsia para luego publicarlas, incluso un periodista reclamó convertirse del judaísmo al cristianismo para asistir a la iglesia de la pequeña y recoger ideas observando fijamente la parte posterior de las cabezas de John y Patsy.

Al igual que otros casos más recientes como el de Madeleine McCann, se creó en torno al cruel asesinato una histeria macabra por “informar”, demonizando en este caso a la figura de los padres como posibles autores del crimen. Como en la desaparición de Madeleine, JonBenét era una niña pequeña rubia de una familia acomodada, así que es posible que esto diera rienda suelta a esa parte del público: el placer de mirar a una cría fotogénica mientras experimentaba al mismo tiempo un escalofrío silencioso (y no reconocido) ante el dolor de sus padres.

Advertisement

Si al cóctel le añadimos las imágenes sexualizadas de JonBenét, instantáneas que durante mucho tiempo fueron noticia en el país mostrando sin pudor a una niña de seis años poniendo caras y posturas de mujer adulta, tenemos la confección perfecta para cualquier tabloide que solo busca la fama efímera.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: La investigación tras la muerte de la pequeña (AP)
Advertisement

Sin embargo, ninguno de estos factores explica realmente la pasión que este caso despertó. Revisitar crímenes sin resolver y teorías sensacionalistas sobre ellos fue y es un elemento básico de los medios de comunicación de muchos países como el estadounidense, y en el mejor de los casos puede incluso proporcionar al público un nuevo sentido de comprensión sobre el mismo, o incluso un posible cierre (aunque no sea posible).

El horror puede incluso inspirar nostalgia si la fuente es comprensible. Y cuanto más inocente sea la víctima (la más joven, la más rica, la más blanca.. ), más terrorífico será el monstruo, y más fuertes serán las fuerzas por encontrar la verdad y que se haga justicia.

Advertisement

Lo cierto es que desde el momento en que la historia estalló, han coexistido dos teorías sobre lo que sucedió. O JonBenét fue asesinada accidentalmente por uno o ambos padres, o su entonces hermano de nueve años, Burke, y los padres, organizaron un secuestro falso para encubrir el asesinato; o fue un secuestro fallido por un extraño misterioso.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: JonBenét (WC)
Advertisement

La primera parte es la que más ríos de tinta ha dado a los medios. Patsy Ramsey se despertó para encontrar la nota, o escribió una, o se sentó mientras su esposo escribía una, o se despertó para encontrar una nota de rescate escrita por su esposo, o tal vez por su hijo Burke de 9 años.

Sin embargo, los informes que implicaron a otros miembros de la familia también volvían una y otra vez a la relación de Patsy con su hija. El detective de la policía de Boulder, Steve Thomas, argumentó que era posible que Patsy hubiera castigado a JonBenét por un incidente de enuresis y que hubiera perdido el control de su temperamento.

Advertisement

Parte de la razón por la que el caso nunca se ha resuelto es porque el departamento de policía de Boulder cometió un grave error los primeros días. Desprovistos de personal durante Navidad y totalmente desprevenidos para un caso tan extraordinario, no lograron asegurar la escena del crimen. Ni siquiera encontraron el cuerpo de JonBenét en el sótano, dejando que fuera John el que lo descubrió horas después.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Los Ramseys (AP)
Advertisement

Además, es comprensible por qué la policía sospechaba de los Ramseys. Cuando se mata a un niño en el hogar, es estadísticamente probable que se trate de una figura parental. Los Ramseys, según la policía, eran reacios a ser entrevistados, y a John se le escuchó por teléfono una hora después de encontrar a JonBenét haciendo arreglos para que su familia abandonara el estado (dijo que estaba tratando de mantenerlos a salvo). También fueron rápidos para contratar abogados, sospechosamente rápidos a los ojos de muchos. En cuanto a la fecha en su lápida, sus padres han dicho que la eligieron porque esa fue la última vez que vieron a su hija.

Para muchos, el caso es una prueba criminal de Rorschach: cada pieza de evidencia se puede analizar de varias maneras. Un ejemplo de esto es la carta de rescate extrañamente larga, que exige una cantidad muy específica de dinero, montante que resultó ser casi exactamente lo que John Ramsey había recibido como bonificación ese año. Aún más extraño, la nota estaba escrita claramente en la casa de los Ramseys, usando un bloc de notas y un bolígrafo que estaban allí.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

Para algunos, esto prueba que los Ramsey deben haberlo escrito: ¿qué secuestrador esperaría para escribir una nota tan larga? Pero para otros, esta es una prueba de que no lo hicieron. ¿Por qué los Ramseys mencionarían la bonificación de John en la carta? Por tanto, debería ser alguien que los conocía muy bien.

Advertisement

La conducta general de John y Patsy también fue considerada sospechosa por la policía, los medios y el público. “Los Ramseys no parecían comportarse como se supone que se comportan los padres en esta situación. No se aferraban y constantemente se confortaban y se tranquilizaban unos a otros”, escribieron algunos medios.

Pero John y Patsy estaban en estado de shock y medicados para poder funcionar las semanas después del asesinato. Así que juzgar cómo hablaban, miraban e interactuaban como indicativos de algo, no parece realmente justo. Con todo, es lo que le sucede a todos los padres que pierden a un niño en un caso como este: su conducta es analizada en busca de pistas.

Advertisement

Es muy posible que JonBenét fuera asesinada por un miembro o conocido de su familia. Y también es muy probable que el caso nunca se resuelva: Patsy murió y el caso se enfrío más y más cada año. La histeria alrededor del asesinato de la pequeña ha durado casi cuatro veces más que su propia vida. [Wikipedia, VanityFair, BuffFeed]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter