Solo la suerte y unos cables en la fachada han evitado que este vídeo ruso de parkour termine en tragedia

Gif: Sergei Shorokhov (YouTube)

Cada vez que veo un vídeo de alguien saltando por el borde de un edificio se me hace un nudo en el estómago y no puedo evitar preguntarme cómo es posible que no tengan accidentes haciendo esas locuras. La realidad es que los tienen, pero no siempre salen grabados. Esta es una de esas raras ocasiones.

Ocurría el pasado 26 de julio, un experto ruso en parkour y acobacias extremas llamado Sergei Shorokhov saltaba por el borde de un edificio. La altura no se menciona, pero por el tamaño de los coches queda claro que es más que suficiente como para no contarlo si cae. En uno de los saltos, calcula mal la distancia y cae al vacío. Por suerte, unos cables se interpusieron entre él y la muerte.

Advertisement

El propio especialista explica que los cables estaban pelados por la corrosión y cargaban 220 vatios de electricidad, lo que le produjo laceraciones en las manos y estómago al agarrarse a ellos. De hecho, la corriente le impidió reaccionar por sí mismo y solo la ayuda de un compañero permitió que regresara al tejado. El vídeo pone los pelos de punta. El accidente ocurre a partir del minuto 2.

Shorokhov lleva haciendo parkour 13 años y ha tenido mucha suerte, pero la suerte no dura eternamente, ni siquiera con el mejor de los entrenamientos. El año pasado, uno de los escaladores de edificios más famosos, Wu Yongning, falleció al caer de un piso 62 mientras grababa una de sus espectaculares actuaciones.

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key