Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Sonos Roam: este pequeño altavoz inalámbrico suena mejor que muchos altavoces con cable

El altavoz más barato de Sonos tiene varios trucos nuevos bajo la manga

We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado Sonos Roam: este pequeño altavoz inalámbrico suena mejor que muchos altavoces con cable
Foto: Matías S. Zavia / Gizmodo en español

Sonos ha lanzado este año su altavoz más portátil y asequible* hasta la fecha. El pequeño Sonos Roam puede funcionar en tu casa, tu oficina o tu negocio conectado a una red Wi-Fi, sincronizándose con otro Roam para sonar en estéreo; pero si lo desconectas y te lo llevas a la piscina o a una barbacoa con amigos, seguirá funcionando de forma inalámbrica con su batería de hasta diez horas de autonomía, emparejándose automáticamente por Bluetooth a tu móvil. Lo hemos probado, y estas son nuestras impresiones.


Diseño y dimensiones

Imagen para el artículo titulado Sonos Roam: este pequeño altavoz inalámbrico suena mejor que muchos altavoces con cable
Foto: Matías S. Zavia / Gizmodo en español
Advertisement

El Sonos Roam es un altavoz fundamentalmente portátil, una novedad dentro de Sonos (que ya había sacado el Sonos Move con Bluetooth, pero era mucho menos transportable). Con unas dimensiones de 16,8 x 6,2 x 6 centímetros, el Roam es más compacto que competidores directos como el UE Boom 3 y el JBL Flip 5. Su diseño, marca de la casa, también es superior al de los susodichos.

El Sonos Roam pesa 430 gramos. Tiene la forma triangular de un Toblerone y una rejilla de puntos en el frontal que, con luz directa, deja ver el patrón de hexágonos que forma parte de la estructura interna del altavoz. Toda la carcasa es de plástico duro, excepto las tapas laterales, que tienen una textura gomosa.

Advertisement

El altavoz puede usarse en vertical o en horizontal, apoyado sobre unos topes en la base. Como el logo de Sonos es completamente simétrico, costaría adivinar cuál es la base si no fuera por estos topes. En la parte de atrás hay un puerto USB-C y un botón físico de encendido. En un lateral hay otros tres botones con relieve: los de subir y bajar volumen, el de pausa y el de silenciar los micrófonos, como un añadido de privacidad.

Todos los botones tienen acciones secundarias: pulsa una sola vez el de encendido, y el altavoz entrará en reposo; mantén pulsado el de encendido, y activarás el emparejamiento Bluetooth; mantén pulsado los de volumen, y subirás o bajarás el volumen más rápido; pulsa dos veces el de pausa, y cambiarás de canción; pulsa tres veces el de pausa, y volverás a la canción anterior; mantén pulsado el de pausa, y enviarás la reproducción actual al altavoz Sonos más cercano; mantén pulsado el de micrófono, y activarás el asistente de voz.

Advertisement

En el altavoz hay, además, varias luces LED: una en el lateral, que indica si los micrófonos están activos, una junto al logo de la marca, que muestra si el altavoz está encendido, si el emparejamiento Bluetooth está habilitado o si existe algún tipo de error, y otra cerca de la base, que indica el estado de la batería y la carga.

El Sonos Roam es también el altavoz más resistente de Sonos, el primero con certificación IP67 de protección contra el polvo y el agua. No flota, pero aguanta chapuzones de hasta un metro de profundidad durante 30 minutos, así como algunos golpes, gracias a sus esquinas de goma. Tampoco le han aparecido arañazos tras llevarlo a la playa o mezclarlo con llaves en el bolso.

Advertisement

El Roam es, en definitiva, un pequeño altavoz inalámbrico, duro e impermeable, de estética Sonos. Quizá la mayor pega de su diseño tenga que ver con el sonido, ya que no suena en todas las direcciones, sino hacia el frente, entre otras limitaciones propias de un altavoz tan compacto. Pero la idea es que sea compacto.

Configuración y streaming

Imagen para el artículo titulado Sonos Roam: este pequeño altavoz inalámbrico suena mejor que muchos altavoces con cable
Captura de pantalla: Matías S. Zavia / Gizmodo en español
Advertisement

El Sonos Roam empieza con buen pie con un embalaje sin plásticos desechables, fabricado al 100% con papel de orígenes sostenibles. Cada vez más marcas se suben a este tren.

La configuración inicial, en cambio, puede chocar con no iniciados en el ecosistema de Sonos. En vez de conectar tu móvil por Bluetooth como a un altavoz portátil convencional, tienes que descargar la aplicación de Sonos (la última versión, también conocida como Sonos S2), crearte una cuenta, vincularla al altavoz por NFC e introducir la contraseña de tu red Wi-Fi. El Sonos Roam es compatible con redes Wi-Fi de 2,4 o 5 GHz, pero no detectaba la red de mi casa (que se emite con un único SSID en ambas bandas de frecuencias) y tuve que introducirla manualmente.

Advertisement

La aplicación de Sonos está en todas partes: iOS, Android, Windows, macOS y hasta en formato APK para instalar directamente en FireOS y otros sistemas basados en Android. Pero la centralización de toda la experiencia a través de la app puede ser un engorro, especialmente cuando vas a casa de un amigo y este quiere poner música a través de tu Roam.

Por suerte, el emparejamiento Bluetooth es sencillo una vez que el altavoz está configurado. Basta con mantener pulsado el botón de encendido hasta oír un tono distinto. Después, el altavoz se puede conectar a cualquier dispositivo mediante Bluetooth 5.0 para reproducir música sin necesidad de instalar la aplicación de Sonos (aunque el teléfono te sugiere igualmente que instales la aplicación).

Advertisement

La configuración inicial se completa vinculando el asistente de voz, que puede ser Alexa o Google Assistant, y nuestras cuentas de streaming a la aplicación, que pueden ser virtualmente de cualquier plataforma, incluidas Spotify, Apple Music, Amazon Music, YouTube Music y Tidal, así como servicios específicos de podcasts y radio.

A partir de este punto, aplicaciones como Spotify te permitirán reproducir música directamente en el Sonos Roam, pero Sonos prefiere que uses su propia aplicación como reproductor, por lo que integra todas tus listas y canciones favoritas cuando vinculas tu cuenta. Alternativamente, también puedes usar Sonos Radio, con emisoras de música de casi todos los géneros, además de emisoras de noticias y deporte internacionales.

Advertisement

El Sonos Roam es además compatible con el protocolo AirPlay 2 de Apple, que te permite enviar audio desde cualquier iPhone, iPad o Mac. En el caso del Mac, AirPlay también permite configurar el Sonos como salida de sonido del ordenador.

Conectividad y funciones

Gif: Sonos
Advertisement

El pequeño Roam integra un procesador de cuatro núcleos ARM Cortex A-53 a 1,4 GHz, 1 GB de memoria SDRAM y 4 GB de memoria flash, especificaciones similares a muchos altavoces inteligentes con cable, difíciles de ver en un altavoz inalámbrico.

Esa capacidad de procesamiento hace posible, por un lado, que Alexa funcione más rápido que en los propios altavoces Echo de Amazon. Y por otro, que el Sonos Roam adapte constantemente el sonido a la habitación en la que se encuentra, así como a su propia orientación.

Advertisement

No hay mucho que decir sobre Alexa o Google Assistant: puedes preguntarle al Sonos Roam todo lo que puedes preguntarle a estos asistentes en tu móvil, aunque generalmente lo que quieres es poner música. Pero tampoco puedo decir mucho sobre la adaptación del sonido al entorno y el tipo de música, una función llamada TruePlay, ya que es difícil distinguir cuando entra en funcionamiento.

Ni Alexa ni el Asistente de Google funcionan si no estás cerca de una Wi-Fi conocida, pero TruePlay sí que funciona sobre Bluetooth, aunque requiere que los micrófonos estén habilitados. Sin embargo, el sonido que el altavoz consigue en casa, conectado por Wi-Fi y reverberado en las paredes y la mesa, es más claro que el que consigue en exteriores, conectado por Bluetooth.

Advertisement

El Sonos Roam incorpora un par de funciones nuevas como la capacidad de pasar automáticamente de Wi-Fi a Bluetooth cuando sales de casa, y una función llamada Swap que te permite enviar el audio que está sonando en el Roam a otro altavoz Sonos cercano. Solo hay que mantener pulsado el botón de reproducción unos segundos y la música que estás reproduciendo salta al otro altavoz, que se detecta automáticamente por ultrasonidos.

El Roam también integra funciones clásicas de Sonos, como la agrupación de altavoces (para conseguir un sonido estéreo o multiestancia), despertador con música, actualizaciones automáticas de software, conexión de varias cuentas de un mismo servicio (tu Spotify el de tu pareja) y la opción de que la música siga sonando aunque te llamen por teléfono, aunque todas estas requieren Wi-Fi.

Advertisement

No puedes emparejar dos altavoces por Bluetooth, solo puedes conseguir que dos Roam suenen en estéreo mediante Wi-Fi, y tienes que elegir el grupo de altavoces en la aplicación cada vez que quieras que la música suene en modo estéreo o multiestancia.

Sonido y batería

El Sonos Roam es probablemente uno de los altavoces con mejor sonido de su tamaño. La música suena con claridad, sin distorsión, pero con la potencia de los bajos limitada por el compacto diseño del altavoz. No esperes el volumen o los graves de otros Sonos más caros.

Advertisement

La arquitectura de sonido del Sonos Roam consta, por un lado, de un tweeter, que produce un sonido nítido a altas frecuencias, y de un altavoz de medios o mid-woofer, que produce con precisión las frecuencias medias y optimiza las frecuencias bajas. Por otro lado, tiene dos amplificadores digitales de clase H, que se ajustan a estos altavoces y su estructura acústica. El resultado es un sonido equilibrado y preciso, que puedes ecualizar desde la app de Sonos.

En cuanto al software, el Roam soporta los códecs SBC y AAC, pero no apTX HD de Qualcomm o LDAC de Sony. Tampoco es capaz de reproducir sonido de 360 grados, por ejemplo con tecnología Dolby Atmos, aunque no tendría sentido en un altavoz direccional.

Advertisement

Donde sí destaca es en la matriz de micrófonos de largo alcance, que no solo le permiten aislar tu voz cuando interactúas con el altavoz mediante los asistentes de voz de Amazon y Google, sino ajustar el sonido al entorno y el contenido mediante Trueplay.

La batería de 18 Wh es quizá el apartado más decepcionante del Sonos Roam. Sonos promete hasta diez horas de autonomía, pero en cuanto subes el volumen reduces la duración de la batería a la mitad.

Advertisement

Eso sí, la marca pone algunas facilidades para que esto no sea un problema. En casa, puedes tener el altavoz siempre conectado a un cable USB-C, como el que viene incluido en la caja (sin adaptador de corriente) o a un cargador inalámbrico compatible con el estándar Qi, como el que Sonos vende por separado, reservando las horas de batería para cuando lo sacas de casa.

El Sonos Roam puede cargar el 50 % de su batería en una hora con USB-C, y en dos horas con el cargador inalámbrico.

Advertisement

Conclusiones y precio

Imagen para el artículo titulado Sonos Roam: este pequeño altavoz inalámbrico suena mejor que muchos altavoces con cable
Foto: Matías S. Zavia / Gizmodo en español
Advertisement

El Sonos Roam es exactamente lo que cabe esperar de un altavoz inalámbrico de Sonos: un impresionante sonido para su tamaño, que se adapta al entorno y al contenido, con un sistema automático para pasar de Wi-Fi a Bluetooth cuando sales de casa, y todas las funciones inteligentes de sus hermanos mayores, en un cuerpo compacto, resistente e impermeable. Y con un precio elevado.

(*) A pesar de ser el nuevo producto de entrada de Sonos, el altavoz más asequible de la marca (sin contar con los que vende Ikea), el Sonos Roam cuesta 179 euros. Quizá sea el altavoz perfecto para llevarse a la playa o a la piscina, pero no el que querrás comprar si solo lo vas a usar para eso.

Advertisement

Sonos define el Roam como “versátil” en vez de portátil, y quizá esa sea la mejor forma de amortizarlo: al fin y el cabo, es un altavoz suficientemente bueno para tener en casa, conectado a la corriente y a la Wi-Fi, y también fuera de casa, funcionado con batería y conectado por Bluetooth.

Puedes comprar el Sonos Roam en Amazon y la web de Sonos. Está disponible en Shadow Black (negro) o Lunar White (blanco), y hay una opción para comprar dos y configurarlos en estéreo, pero no supone ningún descuento.