Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Sonos se prepara para añadir a sus altavoces su propio asistente de voz centrado en la privacidad

Foto: Sonos

Los altavoces Sonos se caracterizan por dos cosas. La primera es ofrecer un sonido fantástico. La segunda es que muy pocos modelos tienen asistente de voz. Esta segunda particularidad podría cambiar muy pronto porque Sonos acaba de comprar precisamente una compañía dedicada a eso.

La compañía se llama Snips, y es una firma francesa enfocada en el desarrollo de asistentes de voz privados. Su principal tecnología, de hecho, es un asistente llamado Snips que no está conectado a Internet y cuyo funcionamiento está confinado en un chip dentro del propio dispositivo.

Advertisement

¿Qué sentido tiene un asistente que no es capaz de buscar en Internet recetas de torrijas? Pues bastante. Según el comunicado de prensa hecho público por Sonos, lo que el fabricante californiano de altavoces quiere hacer es integrar un asistente de voz capaz de ejecutar órdenes complejas muy enfocadas en la reproducción musical y solo en la reproducción musical. Hasta ahora, la principal manera de interactuar con los altavoces Sonos es mediante su aplicación dedicada, que funciona muy bien, pero obliga a echar mano al móvil o el tablet cada vez que queremos hacer algo tan sencillo como pasar a la siguiente canción.

Solo los Sonos One, Move y Beam tienen Alexa integrada (El Sonos Move también tiene Google Assistant), pero se ve que en Sonos no están muy cómodos dependiendo de terceros. Lo que la compañía quiere hacer con Snips es integrar un asistente que nos permita, por ejemplo, decirle que nos ponga el último disco de un grupo concreto o que sepa reconocer el título de una canción sin tener que recurrir a una base de datos en Internet. En palabras del CEO de Sonos, Patrick Spence:

Nuestro plan no es replicar los servicios de “pregunta lo que quieras” que ofrecen otras grandes compañías tecnológicas. El objetivo de esta adquisición es añadir nuevas funciones que hagan el control de la reproducción musical mucho más fácil y mejore la experiencia de nuestros clientes. Esta experincia deriva de diferentes estudios que nos demuestran que el uso más popular de los asistentes de voz es precisamente acceder a la música.

Esa misma preocupación por la privacidad es la misma que ha llevado a Ikea a no añadir ningún asistente de voz de terceros como Alexa o Google en sus altavoces con tecnología Sonos. La mala noticia es que si el procesado de voz se realiza a nivel local, lo más probable es que los altavoces Sonos que ya existen no sean compatibles con esta tecnología.

Sonos se ha gastado 37,5 millones de dólares en la adquisición de Snips, y los 50 empleados de la compañía, así como toda su propiedad intelectual son ahora activos del fabricante de altavoces. Sonos no se caracteriza por añadir tecnologías a lo loco en sus productos, así que es probable que sus altavoces con asistente aún tarden un tiempo en llegar a las tiendas. Hasta entonces disfrutaremos de lo que mejor saben hacer: reproducir sonido de calidad. [Sonos vía The Verge]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key