Hay vida más allá de la GoPro. Buena prueba de ello es la Action Cam de Sony, que este año se renueva en un formato más pequeño. Sus características técnicas, eso sí, siguen manteniéndose prácticamente invariables.

Advertisement

La nueva versión es un 30% más pequeña y pesa solo 63 gramos. En el interior tiene el mismo sensor CMOS Exmor R capaz de tomar fotos en 12 megapíxeles o de grabar vídeo Full HD a 60 cuadros por segundo. La óptica Carl Zeiss con estabilización de imagen y el procesador Bionz X aseguran una calidad de imagen más que decente.

El punto débil de la Action Cam Mini es la batería. Si activamos la conexión WiFi y la emparejamos al control de muñeca Live View Remote (debajo), la autonomía cae hasta solo 70 minutos. Si obviamos la WiFi, la duración mejora ostensiblemente hasta equipararse al modelo anterior.

Advertisement

La Action Cam Mini saldrá a la venta en octubre a un precio de 250 dólares que incluye un trípode y una carcasa submarina (la cámara aguanta solo salpicaduras. Con la carcasa podemos sumergirla hasta cinco metros). Con el Live View Remote, el precio sube hasta los 350 dólares.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)