Photo: Elon Musk / SpaceX (Twitter)

Este fin de semana tocaron pruebas en las instalaciones que SpaceX tiene en Texas. La compa√Ī√≠a ha puesto en marcha por primera vez la versi√≥n final y a escala real de su motor de cohete Raptor. El colosal propulsor funciona a base de metano y es algo digno de verse.

Ha sido el propio Elon Musk el que ha publicado los vídeos de la prueba desde su cuenta en Twitter. El inventor ha aprovechado para explicar que el tono verdoso que se aprecia en el haz que sale del motor puede deberse quizá a restos de cobre en la cámara de dombustión, pero más probablemente sea una aberración cromática de la cámara con la que se grabó el vídeo.

El segundo vídeo es con sonido y quizá quieras bajar el volumen, porque hace un ruido de mil demonios.

Los primeros modelos del Raptor, algo m√°s peque√Īos que el definitivo, comenzaron a probarse en 2016. Una de las mayores ventajas del nuevo motor es que funciona con metano, una sustancia que se puede producir en grandes cantidades en Marte para propulsar vuelos de vuelta. Musk conf√≠a en poder cerrar una misi√≥n no tripulada al planeta para 2022.

Advertisement

Si todo va bien la misión tripulada podría llegar en 2024. De momento las perspectivas de lograrlo son inciertas. Recientemente SpaceX tuvo que despedir al 10% de su plantilla precisamente por el elevado coste de estos proyectos. [vía Space News]