Una misión anterior de SpaceX en la que la primera fase del Falcon 9 sí aterrizó sobre su objetivo.
Image: SpaceX.

SpaceX llevaba una racha de 26 lanzamientos completamente exitosos en cuanto a recuperar la primera fase de sus cohetes Falcon 9, mediante un aterrizaje en vertical sobre tierra firme o una barcaza en medio del océano. Esa racha se ha visto interrumpida por problemas en su más reciente aterrizaje.

En la misión que SpaceX llevó a cabo el 5 de diciembre, cuyo propósito era enviar una cápsula Dragón a la Estación Espacial Internacional, todo se estaba desarrollando a la perfección hasta que, en pleno descenso, la primera fase del cohete Falcon 9 que utilizaron comenzó a girar sin control, hasta que cayó suavemente en el océano Atlántico, en la costa de Florida, Estados Unidos.

El objetivo de la primera fase era aterrizar en vertical en la Estaci√≥n Espacial Kennedy, pero una de las aletas de rejilla del cohete, utilizadas para estabilizarlo durante el descenso a tierra, se qued√≥ estancada, seg√ļn explic√≥ Elon Musk.

Así fue el descenso fuera de control del Falcon 9, hasta caer en el agua.

‚ÄúLos motores pudieron estabilizar al cohete justo a tiempo, permitiendo que quedara intacto tras caer en el agua. Un barco va camino a rescatar al Falcon‚ÄĚ.

Advertisement

Seg√ļn Musk, el culpable del fallo fue la bomba hidr√°ulica de la aleta, por lo que ahora planean a√Īadir una bomba de respaldo para el caso de que vuelva a fallar. La buena noticia, explica, es que parece que la primera fase del Falcon 9 sali√≥ ilesa del percance, e incluso est√° transmitiendo datos a la sede de control de SpaceX, por lo que evaluar√°n usarla de nuevo para una ‚Äúmisi√≥n interna de SpaceX‚ÄĚ. El resto de la misi√≥n s√≠ fue exitoso.

Hasta un próximo lanzamiento exitoso, solo nos quedan las fotos del Falcon descansando en el océano hasta que lo rescaten.