Imagen: Sony Pictures.

Spider-Man iba a tener una película de terror, macabra y con mucho gore, en la década de 1980, que iba a cambiar por completo la historia y origen de Peter Parker. En lugar de ser un superhéroe amistoso, Parker en este film sería un mutante asqueroso, grotesco y depresivo.

El proyecto, según un reportaje de Digital Spy, estaba a cargo de Tobe Hooper, director, productor y guionista de Texas Chain Saw Massacre (La masacre de Texas en Latinoamérica, y La matanza de Texas en España). En su historia, Peter Parker no era mordido por una araña radioactiva sino que un científico, llamado “Doctor Zork”, lo convertía en un grotesco ser mitad humano, mitad araña, con ocho brazos, usando radiación. Parker se convertiría en un monstruo que huía de la sociedad y se vuelve depresivo, del mismo modo que le sucede a Seth Brundle, el personaje principal de la emblemática película La mosca, protagonizada por Jeff Goldblum.

Sin embargo, el proyecto nunca se hizo realidad, posiblemente porque no tenía nada que ver con el superhéroe original de Marvel, e incluso Stan Lee parece haberse opuesto al proyecto. Parker ni siquiera era un periodista en esta historia, sino un fotógrafo.

Advertisement

Poco después, a finales de los 80, se consideraron dos proyectos bastante curiosos de películas de Spider-Man. El primero, contaría con Tom Cruise como un joven Peter Parker (aunque nunca se aseguró su participación), cuyo mentor sería el científico Otto Octavius (interpretado por Bob Hoskins), y un accidente los transformaría a ambos en Spider-Man y en el Doctor Octopus, respectivamente. En esta película Stan Lee tendría un papel secundario interpretando a J.J. Jameson, jefe de Parker y director del periódico Daily Bugle, y no solo tendría uno de sus típicos campos.

Advertisement

Por último, otro proyecto quería contratar a James Cameron como director y Arnold Schwarzenegger como Doctor Octopus, además de incluir una escena sexual entre Peter Parker y Mary Jane Watson, pero ninguna contratación llegó a hacerse realidad y el proyecto fue cancelado en 1992.

Pocos años después, Marvel se declaró en bancarrota y vendió los derechos a sus propiedades a distintos estudios cinematográficos. Los de Spider-Man fueron a parar a las manos de Sony Pictures, y en el 2002 debutó la película de Spider-Man dirigida por Sam Raimi y protagonizada por Tobey Maguire. [Digital Spy vía /Film]