Imagen: Sony Pictures.

Spider-Man iba a tener una película de terror, macabra y con mucho gore, en la década de 1980, que iba a cambiar por completo la historia y origen de Peter Parker. En lugar de ser un superhéroe amistoso, Parker en este film sería un mutante asqueroso, grotesco y depresivo.

El proyecto, segĂșn un reportaje de Digital Spy, estaba a cargo de Tobe Hooper, director, productor y guionista de Texas Chain Saw Massacre (La masacre de Texas en LatinoamĂ©rica, y La matanza de Texas en España). En su historia, Peter Parker no era mordido por una araña radioactiva sino que un cientĂ­fico, llamado “Doctor Zork”, lo convertĂ­a en un grotesco ser mitad humano, mitad araña, con ocho brazos, usando radiaciĂłn. Parker se convertirĂ­a en un monstruo que huĂ­a de la sociedad y se vuelve depresivo, del mismo modo que le sucede a Seth Brundle, el personaje principal de la emblemĂĄtica pelĂ­cula La mosca, protagonizada por Jeff Goldblum.

Sin embargo, el proyecto nunca se hizo realidad, posiblemente porque no tenía nada que ver con el superhéroe original de Marvel, e incluso Stan Lee parece haberse opuesto al proyecto. Parker ni siquiera era un periodista en esta historia, sino un fotógrafo.

Advertisement

Poco después, a finales de los 80, se consideraron dos proyectos bastante curiosos de películas de Spider-Man. El primero, contaría con Tom Cruise como un joven Peter Parker (aunque nunca se aseguró su participación), cuyo mentor sería el científico Otto Octavius (interpretado por Bob Hoskins), y un accidente los transformaría a ambos en Spider-Man y en el Doctor Octopus, respectivamente. En esta película Stan Lee tendría un papel secundario interpretando a J.J. Jameson, jefe de Parker y director del periódico Daily Bugle, y no solo tendría uno de sus típicos campos.

Advertisement

Por Ășltimo, otro proyecto querĂ­a contratar a James Cameron como director y Arnold Schwarzenegger como Doctor Octopus, ademĂĄs de incluir una escena sexual entre Peter Parker y Mary Jane Watson, pero ninguna contrataciĂłn llegĂł a hacerse realidad y el proyecto fue cancelado en 1992.

Pocos años después, Marvel se declaró en bancarrota y vendió los derechos a sus propiedades a distintos estudios cinematogråficos. Los de Spider-Man fueron a parar a las manos de Sony Pictures, y en el 2002 debutó la película de Spider-Man dirigida por Sam Raimi y protagonizada por Tobey Maguire. [Digital Spy vía /Film]