Stephen Hawking se sentó con Neil deGrasse Tyson para hablar sobre lo que era (o quizås había) anterior al comienzo del universo. La respuesta de Hawking fue, como en otras ocasiones, sorprendente. ¿Qué había antes del Big Bang? Para Hawking es simple: nada. Aunque con muchos matices.

Obviamente, esos matices son muy importantes en ese caso. En su entrevista, Hawking usĂł la forma de la Tierra como una analogĂ­a para la forma curva del continuo espacio-tiempo. SegĂșn explicĂł:

De acuerdo con la teorĂ­a de la relatividad general de Einstein, el espacio y el tiempo se unen para un continuo espacio-tiempo ... que no es plano sino que estĂĄ curvado por la materia y la energĂ­a que contiene.

Advertisement

En este punto, y para explicarlo mĂĄs detalladamente, el investigador utilizĂł el enfoque euclidiano de la gravedad cuĂĄntica. En el enfoque euclidiano, el tiempo real ordinario se reemplaza por el tiempo imaginario, que se comporta como una especie de cuarta dimensiĂłn. SegĂșn Hawking:

En el enfoque euclidiano, la historia del universo en el tiempo imaginario es una superficie curva cuatridimensional, como la superficie de la Tierra, pero con dos dimensiones mĂĄs.

ÂżSeis dimensiones? No exactamente, Hawking dijo que creĂ­a que el universo no tenĂ­a lĂ­mites. En otras palabras, el continuum espacio-tiempo euclidiano es una superficie cerrada sin fin, algo asĂ­ como la superficie de la Tierra. Una respuesta que estaba basada en una teorĂ­a conocida como la “propuesta sin lĂ­mites”. SegĂșn el fĂ­sico:

Para entender la teoría lo mejor es escenificarlo con un ejemplo. Tomas el mando a distancia de la tele de tu casa (el mando controla el universo) y presionas Rebobinar. Los investigadores saben que el universo se expande constantemente. A medida que retrocedes en el tiempo, el universo se contrae. Por tanto, si rebobinas lo suficiente (en este caso alrededor de 13.8 mil millones de años), todo el universo se reduce al tamaño de un solo åtomo.

Advertisement

Ese final conformado en una bola subatómica de todo se conoce como la singularidad (que no debe confundirse con la singularidad tecnológica de la IA). Dentro de esa pequeña y enorme masa de calor y energía, las leyes de la física y el tiempo como las conocemos dejan de funcionar.

Dicho de otra manera, el tiempo, tal como lo entendemos literalmente, no existía antes de que el universo comenzara a expandirse. Por el contrario, la flecha del tiempo se contrae infinitamente a medida que el universo se hace cada vez mås pequeño y nunca alcanza un punto de inicio claro. [LiveScience]