Photo: AP

La piedra de Bendegó, un meteorito de cinco toneladas compuesto de hierro y níquel, es de lo poco que los bomberos encontraron en pie tras el incendio del Museo Nacional de Brasil, que arrasó con el edificio y siglos de historia.

El museo hab√≠a sido fundado en 1818 por el rey Juan VI de Portugal. Con 20 millones de piezas de colecci√≥n, se hab√≠a convertido en el quinto museo del mundo por el tama√Īo de su acervo. Era el hogar del meteorito de Bendeg√≥, el m√°s grande hallado en Brasil, del cr√°neo de Luzia, el f√≥sil humano m√°s antiguo de Sudam√©rica, y de la mayor colecci√≥n de artefactos egipcios de Am√©rica Latina. Sus colecciones geol√≥gicas ten√≠an 15.672 muestras. Sus colecciones paleontol√≥gicas, 26.160 f√≥siles. Sus colecciones antropol√≥gicas, 130.000 objetos. Sus colecciones zool√≥gicas, m√°s de 6.500.000 ejemplares.

Advertisement

De acuerdo con el New York Times, había:

...objetos de una gran muestra de culturas brasile√Īas, incluidas las urnas funerarias de alrededor del a√Īo 1000 halladas la regi√≥n del r√≠o Marac√°, estatuas y jarrones de la cultura Santar√©m de la regi√≥n baja del r√≠o Tapaj√≥s, un mortero de la regi√≥n del r√≠o Trombetas y una extra√Īa momia encontrada en Brasil.

...una colección grecorromana con más de 700 piezas que llegaron a Brasil en la década de 1850.

...una gran colecci√≥n de aves de casi 200 a√Īos de antig√ľedad, que representa el rango visto en Brasil.

Advertisement

Photo: AP

El incendio se origin√≥ sobre las 19:30 del domingo, cuando el museo ya hab√≠a cerrado al p√ļblico. Los bomberos llegaron r√°pidamente al lugar, pero no ten√≠an suficiente agua y tardaron cuatro horas en controlar el fuego. No hubo que lamentar heridos y, aunque el tejado se derrumb√≥, la estructura del edificio no cedi√≥. La fachada del Palacio Imperial de S√£o Crist√≥v√£o ‚ÄĒque fue residencia de la familia real portuguesa y a√Īos m√°s tarde la sede de la asamblea constituyente de Brasil‚ÄĒ sigue presidiendo la Quinta da Boa Vista, un parque p√ļblico cercano al estadio de Maracan√°, pero las im√°genes a√©reas revelan que las llamas lo han arrasado todo en su interior.

Advertisement

Los primeros informes sugieren que la mayor parte de la colecci√≥n se ha perdido. Resisten¬†los objetos met√°licos, como los meteoritos, y las piezas que estaban almacenadas en cofres. Tambi√©n dos √°reas del museo con muestras de animales que quedaron intactas y lo poco que los funcionarios alcanzaron a salvar con sus propias manos. El profesor Paulo Buckup, experto en peces, dijo a la BBC que hab√≠a rescatado ‚Äúunos pocos miles‚ÄĚ de moluscos, pero que ‚Äúdecenas de miles de insectos y crust√°ceos‚ÄĚ no hab√≠an corrido la misma suerte. ‚ÄúLo siento mucho por mis colegas, algunos de los cuales han trabajado aqu√≠ durante 30 o 40 a√Īos. Perdida toda evidencia de su trabajo, sus vidas tambi√©n han perdido sentido‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

Se desconocen las causas del incendio, pero los medios locales se√Īalan a los problemas presupuestarios que enfrentaba la instituci√≥n en medio de una oleada de esc√°ndalos pol√≠ticos y de recesi√≥n econ√≥mica en Brasil. El museo no recib√≠a √≠ntegramente los 100.000 d√≥lares que necesitaba para su manutenci√≥n desde hac√≠a cuatro a√Īos y hab√≠a tenido que cerrar 10 de sus 30 espacios de exposici√≥n, adem√°s de recurrir a otras medidas como celebrar bodas en sus instalaciones. Solo un 1% de su acervo estaba expuesto.

Advertisement

Photo: AP

‚ÄúSon 200 a√Īos de trabajo de una instituci√≥n cient√≠fica, la m√°s importante de Am√©rica Latina‚ÄĚ, dijo a CNN Marco Aurelio Caldas, un antiguo empleado del museo. ‚ÄúTodo ha terminado. Nuestro trabajo, nuestra vida estaba all√≠‚ÄĚ. Los meteoritos, objetos extraterrestres que ya hab√≠an resistido a las altas temperaturas de su entrada en la atm√≥sfera, se mantienen intactos mientras los historiadores lloran la p√©rdida de siglos de historia.