El rescate de 12 niños y su entrenador de fútbol en una cueva tailandesa ha cautivado al mundo. Así que, cuando el magnate de la tecnología Elon Musk anunció que iba a ayudar, algunos miembros de la comunidad tecnológica se mostraron orgullosos. Pero la aventura tailandesa de Musk se ve cada vez más estúpida a cada día que pasa.

Advertisement

El jefe de rescate Narongsak Osatanakorn dijo a la BBC que “el equipo que trajeron para ayudarnos no es práctico para nuestra misión”. La idea de un submarino “infantil” provocó las burlas de algunos sectores por su incapacidad para navegar por los espacios estrechos que atraviesan los rescatistas.

“A pesar de que su equipo es tecnológicamente sofisticado, no encaja con nuestra misión de ir a la cueva”, dijo Osatanakorn sobre el equipo de ingeniería de Musk.

Todos los niños, de entre 11 y 16 años, son miembros del equipo de fútbol de los Jabalíes Salvajes. Quedaron atrapados en la cueva el 23 de junio. El pasillo de 4 kilómetros hasta la entrada de la cueva se vuelve tan estrecho en algunas áreas que los buzos se ven obligados a llevar sus tanques de oxígeno frente a ellos. Dadas estas limitaciones, un tubo grande como el de Musk resulta impráctico.

Advertisement

Los doce niños y su entrenador de 25 años han sido rescatados hoy con éxito. Un ex SEAL de la Marina tailandesa, Saman Gunan, de 38 años, murió el 6 de julio al intentar salvar al equipo.

Musk, el fundador de SpaceX y Tesla, viajó a Tailandia ayer y tuiteó que estaba esperando en caso de que los rescatadores tailandeses lo necesitaran. Pero el equipo de rescate ha dicho más o menos “gracias, pero no gracias”.

“Acabo de regresar de la cueva 3”, escribió Musk. “El mini-sub está listo por si fuera necesario. Está hecho de partes de cohetes y le hemos puesto Wild Boar por el equipo de fútbol de los niños. Lo dejamos aquí en caso de que pueda ser útil en el futuro”.

Advertisement

Los esfuerzos de Musk, aunque quizás bienintencionados, se han encontrado con un escepticismo extremo a cada paso del camino. Sus intentos de intercambiar ideas en Twitter fueron particularmente extraños para algunos observadores.

“Con el debido respeto al Sr. Musk, no estoy seguro de que él o sus ingenieros tengan un buen manejo de lo que se está tratando en esta situación particular”, dijo Anmar Mirza, de la Comisión Nacional de Rescate de Cuevas de la Sociedad Nacional de Espeleología a Slate.

Para colmo de este circo, los productores de Hollywood se encuentran en Tailandia con la esperanza de asegurar los derechos de la historia. Según la BBC, una compañía estadounidense llamada Pure Flix ha enviado a los productores Michael Scott y Adam Smith al área.

Advertisement

“Habrá otras compañías de producción interesadas, así que tenemos que actuar con bastante rapidez”, dijo Smith.

Parece que nadie está dispuesto a dejar que una buena tragedia se desperdicie.

Actualización: Elon Musk ha publicado en Twitter un intercambio de emails entre Richard Stanton, colíder del equipo de rescate, y él mismo: