Cada mes de septiembre los niños regresan a la escuela, y Apple invita a un grupo de periodistas a un salón oscuro en el que revela el futuro de los iPhones. En ese momento comienza esa extraña carrera para hacer fila afuera de una tienda y asegurar la compra de un nuevo dispositivo de Apple que trae apenas algunas mejoras modestas. Ese momento está a punto de llegar. ¿Estás intrigado? ¿Tienes miedo? ¿Estás preparado para gastar más dinero de lo que alguna vez gastaste en un teléfono?

Advertisement

Los rumores de iPhone de este año apuntan a una nueva generación que estará preparada para aterrorizar tu billetera. Bloomberg dice que Apple parece estar menos interesado en conseguir que más personas compren iPhones que en elevar el precio promedio de sus móviles. Eso significa que la gran subida de precios que vimos con el lanzamiento del iPhone X el año pasado podría llegar a otros modelos nuevos. Pero también podría significar que el diseño de la pantalla de borde a borde y el Face ID también llegarán a los modelos de iPhone de gama más baja. Va a ser costoso, pero moderno.

¿Cómo será su aspecto?

Según filtraciones no confirmadas, Apple lanzará tres nuevos iPhones este año. Aparentemente, uno contará con pantalla OLED de 5,8 pulgadas sin marcos, con Face ID, bordes de acero inoxidable y en general el mismo diseño que el iPhone X, incluyendo la cámara de dos lentes orientada verticalmente en el respaldo de cristal. Según las filtraciones, otro iPhone llegará con una pantalla OLED de 6,5 pulgadas sin biseles, que sería la pantalla más grande que Apple ha instalado en un iPhone, y también incluirá Face ID, bordes de acero inoxidable, parte trasera de cristal y cámara doble. Piensa en este modelo como un iPhone X Plus, pero probablemente con un nombre diferente. Más al respecto, en breve.

Advertisement

El tercer nuevo iPhone es, quizás, el más interesante. Este modelo tendrá una pantalla LCD de 6,1 pulgadas sin biseles, identificador de rostros, parte trasera de cristal y bordes de aluminio. Eso significa que básicamente funcionará y se verá como un iPhone X un poco más grande, pero los materiales más baratos deberían darle un precio más bajo. Para mantener los costos bajos, Apple solo incluirá una cámara en el dispositivo LCD, por lo que se parece mucho a una versión prémium de un iPhone 8. Además de un precio inferior, el dispositivo LCD también podría contar con más opciones de color. Según Ming-Chi Kuo, un respetado analista de Apple, este móvil estará disponible en una amplia gama de colores, incluyendo gris, blanco, azul, rojo y naranja. Los dispositivos OLED, dice Kuo, vendrán en negro, plata y oro.

Lo que parece inminente es el fin del bisel. El nuevo diseño de pantalla completa con Face ID ha sido un gran éxito entre los críticos, incluso con ese notch. Además, trasladar todos los modelos de iPhone a este nuevo factor de forma hace que el diseño y desarrollo de apps sean más fáciles y eficientes. Algunas filtraciones indican que la pantalla en el dispositivo LCD de 6,1 pulgadas tendrá un marco un poco más grande que lo que será en los dispositivos OLED. Pero aún así, parece que el futuro del iPhone está lleno de pantallas grandes.

Advertisement

¿Cómo se llamará?

Actualizado (30/8): ya conocemos el nombre.

Advertisement

Esta es una incógnita. El esquema de nombres de iPhone de Apple solía ser bastante fácil. Desde el lanzamiento del iPhone 4, la compañía lanzaría un dispositivo completamente rediseñado que obtendría un nuevo número, como el iPhone 5. Al año siguiente, Apple lanzaría un dispositivo con el mismo diseño básico pero con mejores especificaciones, y la compañía simplemente agregaría una “S” al nombre, como el iPhone 5s. A partir del iPhone 6, los dispositivos de mayor tamaño obtuvieron un “Plus” al final de su nombre. Esa fórmula se descompuso en el décimo aniversario del iPhone el año pasado, cuando Apple lanzó el iPhone 8 junto con el muy especial iPhone X (“diez”).

Este año, si Apple lanza tres teléfonos de diferentes tamaños, ese esquema tradicional se complica aún más. Básicamente, nadie espera que Apple lance un iPhone 9 junto con un iPhone XI (“once”) y un iPhone XI Plus. Sin embargo, muchos analistas han sugerido que Apple seguirá su fórmula anterior, es decir, los nuevos dispositivos OLED serían el iPhone Xs y el iPhone Xs Plus. El nuevo dispositivo LCD podría llamarse iPhone 9, pero eso parece desordenado. Quién sabe, al final del día, Apple podría tirar el viejo sistema de números por la ventana e ir con algo así como “el nuevo iPhone”. ¿Cómo diferenciar entre los tres tamaños? ¿Nuevo iPhone Big, Medium y Small? Quién sabe.

¿Y sus especificaciones?

La carrera de fabricantes acerca de quien tiene las mejores especificaciones en sus smartphones está muy reñida actualmente. Samsung lanzó recientemente el Galaxy Note 9 con algunos números sorprendentes y, según los rumores, la nueva línea del iPhone competirá con especificaciones como estas. Podríamos esperar un procesador más rápido, más RAM, baterías más grandes (para algunos modelos) y mejores pantallas.

Advertisement

Filtraciones múltiples de la cadena de suministros indican que los próximos iPhones incluirán un nuevo procesador A12, fabricado por Taiwanese Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), proveedor de Apple desde hace mucho tiempo. Estos chips de siete nanómetros serían significativamente más pequeños que los procesadores A11 de 10 nanómetros que actualmente están en el iPhone X y el iPhone 8. Aparentemente, también serán un 10% más rápidos, según las pruebas comparativas (benchmarks) de Geekbench en junio. Esta actualización de tecnología de chips también podría hacer que los nuevos iPhones usen la energía de la batería de manera más eficiente.

Esos benchmarks también indicaron que los iPhone OLED vendrán con 4 GB de RAM, por encima de los 3 GB en el iPhone X. El analista Ming-Chi Kuo confirmó esta información y agregó que los dispositivos OLED también vendrán con una batería de dos celdas en forma de L, similar a la del iPhone X, y gracias su mayor tamaño el dispositivo de 6,5 pulgadas tendrá una capacidad de batería 25% mayor que el iPhone X, tal vez incluso de 3.400 mAh. El iPhone LCD, más barato, se quedará con 3 GB de RAM y una batería en forma de rectángulo similar a la del iPhone 8.

Advertisement

Uno de los rumores más intrigantes sobre la nueva generación del iPhone tiene que ver con esas pantallas grandes y hermosas. Este también proviene de Kuo, quien dice que el dispositivo LCD de 6,1 pulgadas más barato usará un sensor de cristal que se encuentra en la parte superior de la pantalla en lugar de sensores integrados en la pantalla. Esto haría que la pantalla sea más resistente (es menos probable que se agriete) y más barata de producir. Sin embargo, Apple podría reducir aún más los costos de estas nuevas pantallas LCD al no incluir 3D Touch, lo que no sería ninguna tragedia. También existe la posibilidad de que Apple pueda colocar Corning Gorilla Glass 6 recientemente lanzado y más duradero en los tres dispositivos nuevos, pero no nos hagamos ilusiones todavía.

¿Qué sucederá con Touch ID?

Adiós para siempre.

Está bien, ¿pero qué sucederá con Face ID?

Si los rumores anteriores son correctos, todos los nuevos iPhones vendrán con Face ID. Esto podría poner nerviosos a algunos entusiastas, ya que las cámaras TrueDepth que hacen funcionar Face ID causaron algunas demoras en la fabricación del iPhone X el año pasado. Desde entonces, Apple ha invertido casi 1.000 millones de dólares para expandir su negocio de módulos de cámara y acelerar el suministro, mientras se prepara para nuevos iPhones y, quizás, un nuevo iPad con Face ID.

Advertisement

Dicho todo esto, no esperes grandes cambios en Face ID. Algunos analistas han predicho que Apple contará con un módulo TrueDepth de segunda generación que reduciría el tamaño del iPhone, pero ese rumor no ha sido corroborado. Teniendo en cuenta las demoras del iPhone X del año pasado, tiene sentido que Apple vaya a lo seguro con Face ID este año.

¿Qué se sabe acerca de USB-C?

Si esperas usar un cable USB-C en un nuevo iPhone este año, sigue soñando. Un rumor sugiere que Apple reemplazará el puerto propietario Lightning con el puerto USB-C en los nuevos iPhones, pero es casi seguro que no sucederá, aunque solo sea porque Apple todavía está haciendo enormes cantidades de dinero al licenciar su tecnología Lightning a terceros fabricantes de accesorios.

Advertisement

Lo que sí parece muy posible es un rumor aparte de que Apple abandonará sus antiguos cargadores de iPhone USB-A y venderá los iPhones de este año con un nuevo cargador USB-C a Lightning capaz de cargar muy rápido. El rumor apareció por primera vez en una imagen de la red social china Weibo, pero se hizo más fuerte hace unos meses cuando Apple comenzó a recortar los precios de los cables USB-C a Lightning en las Apple Store. Al hacer este cable como el estándar, Apple también resolvería esa maldición de hacer imposible conectar un iPhone a un nuevo MacBook sin comprar otro cable.

¿Funcionará por fin el Apple Pencil con el iPhone?

Probablemente no.

¿Cuándo puedo comprarlo?

Parece bastante probable que Apple anunciará el nuevo iPhone en un evento en el Teatro Steve Jobs el 12 de septiembre. Las fuentes de dos operadores de telefonía móvil alemanes también informaron que las reservas comenzarán el 14 de septiembre y las ventas reales comenzarán el 21 de septiembre. Si se confirman estas fechas, serían similares a los lanzamientos de iPhone de los últimos años.

Advertisement

Dicho esto, hay algunas razones para creer que los nuevos iPhones no llegarán tan rápido. Después de todo, el iPhone X se anunció el 12 de septiembre del año pasado, pero no comenzó a llegar a sus compradores hasta el 3 de noviembre en los Estados Unidos. Ese podría no ser el caso este año. Kuo y otros han sugerido que los tres teléfonos comenzarán a ser distribuidos en septiembre, aunque otros dicen que el dispositivo LCD de 6,1 pulgadas se retrasará casi un mes debido a la escasez de los proveedores.

¿Cuánto costara?

Esta parte es un poco difícil. ¿Recuerdas ese rumor acerca de que Apple aumentó el precio promedio de todos los iPhones? Eso no significa necesariamente que Apple vaya a encarecer su iPhone de gama alta. Según Kuo, la compañía “adoptará una política de precios más agresiva”. Eso significa que, aunque la versión más cara del dispositivo seguirá estando en el rango de 1.000 dólares, los otros serán un poco más caros que la generación actual.

Advertisement

Las cifras en dólares que suenan actualmente en rumores son de 900 a 1.000 dólares para el iPhone OLED de 6,5 pulgadas. Kuo predice que el dispositivo OLED de 5,8 pulgadas costará entre 800 y 900 dólares, mientras que el iPhone LCD de 6,1 pulgadas costará de 600 a 700 dólares. Tomando en cuenta que el iPhone promedio costó 724 dólares en el segundo trimestre de este año,ese número se hará mayora medida que más personas actualicen a los iPhones 2018. Es decir, deberías empezar a acostumbrarte a la idea de iPhones más caros. ¡Alguien tiene que pagar por ese espacio extra en la pantalla!