No son pocas las historias de solidaridad que empiezan en Internet, pero cuando el protagonista es un abuelito solitario parecen tener más alcance. Como aquella vez que un jubilado preparó 12 hamburguesas para cenar y solo apareció un nieto. O lo que acaba de pasarle a este viudo australiano.

Ray Johnstone tiene 75 a√Īos y lleva siete sin ir a pescar. Desde que perdi√≥ a su mujer y a su mejor amigo no ha encontrado la manera de retomar su gran afici√≥n. ‚ÄúEstoy sentado mirando la tele durante la mayor parte del tiempo, y me acabo sintiendo solo‚ÄĚ, explic√≥ Ray a la televisi√≥n local.

Advertisement

Entonces un conocido le propuso buscar compa√Īero de pesca en Internet. Probaron suerte en Facebook, pero nadie contest√≥. As√≠ que escribieron un mensaje en la web de anuncios clasificados Gumtree:

Mi nombre es Ray Johnstone, soy australiano, viudo y jubilado. Estoy buscando un compa√Īero de pesca porque mi compa√Īero anterior falleci√≥. Tengo todo el equipo necesario para pescar todo tipo de peces. Lo que busco es a alguien en una situaci√≥n similar a la m√≠a que tambi√©n busque un compa√Īero para ir a pescar. Estoy dispuesto a compartir todos los costes: cebo, gasolina y, si tienes barco, estoy dispuesto a pagar los costes de la rampa; pero tampoco me importar√≠a ir pescar con alguien que se quede en tierra.

Pusieron incluso que su estado era ‚ÄúUsado‚ÄĚ en los detalles del anuncio.

Once d√≠as m√°s tarde, el anuncio hab√≠a sido visto por 46.000 australianos. Pero justo despu√©s se volvi√≥ viral, y las cosas empezaron a salirse de madre. ‚ÄúEl tel√©fono segu√≠a, y segu√≠a, y segu√≠a sonando‚ÄĚ, dice Ray, que recibi√≥ invitaciones de todos los rincones de Australia, incluida la isla de Tasmania.

Advertisement

De acuerdo con 9News, el solitario pensionista ya ha quedado con una persona que vive ‚Äúrazonablemente cerca‚ÄĚ para salir a pescar juntos.