Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Tras cuatro años intentándolo, un speedrunner logra pasarse Zelda: Ocarina of Time en menos de 17 minutos

Heather Alexandra
8.8K
2
Save

Los speedrunners del Zelda: Ocarina of Time son famosos en toda la comunidad gamer. Cada vez que parece que la última marca ya será imbatible, un nuevo glitch o una mezcla de habilidad y fortuna hacen que alguien consiga romper el último récord existente. La semana pasada, un jugador consiguió bajar de la barrera de los 17 minutos, como culmen de innumerables horas de duro trabajo y optimización. Me quedé atascado en el Templo del Agua una semana entera cuando era niño. Un speedrunner se ha conseguido pasar el juego entero en menos tiempo de lo que me lleva a mi ir al trabajo por las mañanas.

El speedrunner noruego Torje Amundsen ha sido el primero en completar Ocarina of Time en menos de 17 minutos. Su Any%run, una modalidad de juego que consiste en superar el juego lo más rápido posible y por cualquier medio, es una clase magistral de precisión y de cómo aprovechar los glitches del propio juego. Tras el histórico speedrun de Narcissa Wright y su marca de 18 minutos y 10 segundos que tuvo lugar hace cinco años, speedrunners como Torje, jodenstone y skater82297 han luchado por romper la barrera de los 17 minutos. Según las tablas de clasificación, el primer récord “sub-18" fue un speedrun de 17 minutos y 55 segundos que consiguió el sueco Jodenstone hace cuatro años. Antes de la carrera de Amundsen de la semana pasada, era él quien tenía el récord anterior con un tiempo de 17 minutos y un segundo. Amundsen ha conseguido dejar la marca en 16 minutos y 58 segundos.

“Este es, con mucho, el mayor logro en mi carrera de speedrunning hasta ahora”, dijo Torje en un comentario sobre las tablas de clasificación en Speedrun.com. “Si no encuentran un nuevo glitch, esta puede ser la última vez que veamos batir este récord”.

Advertisement

Uno de los trucos que ha hecho posible que los speedrunners mejoren su tiempo estos últimos años es un truco llamado “Get Item Manipulation.”. Es un complejo truco que consta de dos partes: una que consiste en tardar más de la cuenta en recoger un objeto y otra en la que consigues engañar al juego para que te de lo que te hace falta. Estos jugadores tardan en recoger una Nuez Deku. El juego trata de darle algo a Link, pero los jugadores manipulan el juego para que les de una botella de poción mágica. La botella es clave para viajar al final del juego y luchar contra Ganon mientras aún juegan como Link Niño.

Estos trucos les resultarán familiares a los speedrunners de Ocarina of Time, como el teletransporte del Árbol Deku al Castillo de Ganon, llevan utilizándose durante años. Lo que es realmente sorprendente es la perfección con la que ejecuta Torje todos los movimientos. A lo largo de la partida, usa un monitor de ritmo cardíaco, y la mitad de la diversión consiste en observar sus cambios de tensión en ciertos momentos críticos.

La partida de Amundsen ha llevado a Ocarina of Time a un punto en el que será difícil ver a alguien rascar unos segundos más a esta marca. La posibilidad de ver una partida por debajo de los 16:30 o por debajo de los 15 minutos es nimia. Pero los juegos de Zelda cada vez van mostrando nuevos secretos con el paso del tiempo, ya sean algo tan tonto como el bug que acaban de descubrir y que permite saltar infinitamente en Breath of the Wild, o un truco más complicado como el que hemos visto en Skyward Sword. Ocarina of Time ya está cerca de su límite, pero dada la habilidad y la persistencia de los speedrunners, ¿quién sabe lo que vendrá después?

Share This Story