En el siglo XXI, no solo las grandes empresas precisan de community managers. Los grandes cárteles mexicanos de la droga también gestionan su imagen en redes sociales, y hasta producen sus propios contenidos para ganar adeptos. El último es un vídeo en YouTube.

El vídeo se titula: 'El Cártel del Golfo y Los Zetas reparten roscas de Reyes en Tamaulipas' y muestra a supuestos miembros del Cártel del Golfo repartiendo este postre navideño a niños con pocos recursos.

El vídeo no es el primero ni mucho menos. Las bandas que trafican con droga tienen un largo historial en el uso de redes sociales en México. Tras el paso del huracán Ingrid, el Cártel del Golfo publicó otro vídeo en el que sus miembros salían ayudando a las poblaciones afectadas por la catástrofe. Otros grupos como los Templarios también aparecen en otras piezas de YouTube.

Los vídeos son solo un frente más en la guerra entre estas organizaciones al margen de la ley y las autoridades. Los reyes mexicanos de la droga utilizan la comunicación online como un auténtico departamento de relaciones públicas, e intentan ganarse el favor de las comunidades en las que operan para evitar que sus miembros colaboren con la policía.

Advertisement

Otras veces se muestran crímenes como señales de advertencia para bandas rivales, se retratan con armas y vehículos en Instagram, o utilizan las redes sociales para localizar a objetivos de asesinato y secuestros express. [The Verge, Daily News y Vice]