Lo de arriba se llama typing awareness indicator o “indicador de escritura” y algunos psicólogos recomiendan desactivarlo para evitar la ansiedad. ¿Te has preguntado por qué a veces tus contactos llevan un minuto “escribiendo” y al final mandan un mensaje sospechosamente corto o nada en absoluto?

El problema es que el indicador de escritura no funciona como creemos: es decir, no funciona en tiempo real. Hay excepciones, como WhatsApp, que indican de inmediato cuándo ha parado de escribir el interlocutor. Pero otras aplicaciones de mensajería tan populares como iMessage, Messenger y Hangouts dejan que la burbuja de “tu contacto está escribiendo” siga flotando ante tu mirada ansiosa durante un tiempo arbitrario de hasta dos minutos.

Slate hizo la prueba y llegó a unas conclusiones bastante curiosas. En la aplicación de mensajes del iPhone, por ejemplo, la burbuja del indicador de escritura aparece inmediatamente después de que el interlocutor empiece a escribir pero tarda 60 segundos en desaparecer cuando este se detiene. Un minuto, sin importar lo largo que sea el mensaje. Ahora bien, si pasa ese minuto y tu interlocutor retoma el mensaje, entonces la burbuja ya no aparece.

Advertisement

Otro caso inexplicable es el de Hangouts, el antiguo Google Chat. AquĂ­, si el interlocutor para de escribir, el indicador de escritura no se desactiva hasta pasados 120 segundos (sĂ­, dos minutos completos). Eso sĂ­, pasados los dos minutos, el indicador desaparece aunque el interlocutor siga escribiendo.

Slate también menciona el caso de Facebook Messenger, que tarda ocho segundos en desactivar el indicador de escritura. Es un tiempo más aceptable y similar a lo que tarda Telegram, según nuestras pruebas. No obstante, si tuviéramos que elegir nos quedamos con el caso de WhatsApp, que avisa con puntualidad cuando el otro escribe, para de escribir y vuelve a escribir otra vez.

[Slate vĂ­a Mental Floss]