Foto: AP Images.

Un adolescente australiano de 19 años ha sido encontrado culpable robar más de 90 GB de archivos seguros y privados hackeando la red de servidores de Apple en varias ocasiones. La razón, según su abogado, es que “admira demasiado” la compañía y “sueña con trabajar allí algún día”.

El arresto se llevó a cabo en la ciudad de Melbourne y ahora está enfrentando cargos criminales en la corte de menores de la ciudad. La policía logró encontrar al joven hacker, que había creado varias puertas traseras y usado diferentes técnicas para evadir a la justicia, y confiscaron todos sus dispositivos al registrar la casa de sus padres, incluyendo dos portátiles marca Apple, un smartphone y un disco duro. Entre sus dispositivos encontraron todos los archivos robados que estaban siendo almacenados en una carpeta llamada “hacky hack hack” (sí, has leído bien).

Entre los archivos robados se encuentran “datos seguros” de la compañía y datos de cuentas de usuarios. No obstante, todavía no se ha especificado qué parte de la infraestructura de Apple logró hackear para hacerse con estos archivos, ni qué técnicas utilizó, posiblemente porque el adolescente se había convertido en alguien muy conocido antes de ser atrapado, y la justicia local no quiere revelar mucha información de su caso para protegerlo y a su familia. El próximo mes la corte revelará su sentencia. [The Age vía Verge]