Imagen que muestra el estado de las tierras donde vive Wang tras el paso de la compa√Ī√≠a. People‚Äôs Daily Online

Se llama Wang Enlin y es agricultor en China. Un d√≠a vio como una compa√Ī√≠a poderosa inundaba sus tierras de desechos qu√≠micos. Enlin jur√≥ venganza y se dedic√≥ a estudiar derecho por su cuenta durante 16 a√Īos. El hombre, todo un h√©roe entre sus vecinos, acaba de ganar la primera instancia.

La historia tiene todos los ingredientes para elevar al se√Īor Wang Enlin a la categor√≠a de h√©roe urbano. El agricultor, de 60 a√Īos, vive en la aldea de Yushutun, a las afueras de Qiqihar (China). En el a√Īo 2001 vio como parte de sus tierras eran inundadas por los desechos t√≥xicos descargados por la compa√Ī√≠a estatal qu√≠mica Qihua Group.

Aquellas aguas residuales tambi√©n inundaron parte de las tierras de cultivo en el pueblo. Poco despu√©s sal√≠a un informe oficial, un documento del gobierno donde se explicaba a los vecinos que las tierras agr√≠colas afectadas no podr√≠an utilizarse en bastante tiempo debido a la contaminaci√≥n. Desde entonces y hasta el 2016 los vecinos se han estado quejando de las pr√°cticas de esta compa√Ī√≠a. Una circunstancia con el agravante de que los habitantes de Yushutun dependen de la agricultura para ganarse la vida.

Wang. People’s Daily Online

En el 2001 Wang escribi√≥ una carta al gobierno para quejarse de la contaminaci√≥n que Qihua Group hab√≠a tra√≠do a su aldea. Los funcionarios le pidieron pruebas que demostraran su demanda. Wang, harto de todo, decidi√≥ estudiar por su cuenta sobre leyes y derecho. Un esfuerzo que ha durado nada menos que 16 a√Īos, tiempo en el que este h√©roe local que hab√≠a abandonado la escuela primaria en el tercer grado comenz√≥ a devorar libros de leyes con la ayuda de diccionarios.

Advertisement

En aquellas d√≠as el tipo no ten√≠a dinero para comprar libros, as√≠ que se pasaba el tiempo entre su casa y una librer√≠a local, lugar donde el due√Īo le dejaba copiar los libros a mano.

Cuando Wang se vio preparado y con los suficientes conocimientos legales acudi√≥ a sus vecinos y les dijo que iba a intentar reunir pruebas para ayudarles a todos. En el 2007 un bufete de abogados chino especializados en temas de contaminaci√≥n comenz√≥ a proporcionar asesor√≠a legal gratuita al se√Īor Wang y sus vecinos para que pudieran realizar una reclamaci√≥n ante los tribunales..

Ahora, 16 a√Īos despu√©s de que comenzara a estudiar por su cuenta y tras reunir las pruebas necesarias, Wang y sus vecinos han ganado la primera instancia en el Tribunal del Distrito de Angangxi en Qiqihar. El fallo ha dictaminado que las familias de la aldea de Yushutun recibir√°n una compensaci√≥n econ√≥mica por parte de la compa√Ī√≠a qu√≠mica de 820 mil yuanes (casi 80 mil euros). A eso se le llama perseverancia. [People‚Äôs Daily Online v√≠a DailyMail]