Captura de pantalla: Q13 FOX (YouTube)

David Acklam estaba volando al trabajo cuando el motor de su avioneta se detuvo. Sin perder la calma, miró hacia abajo y encontró un espacio abierto en la avenida Pacific. Un patrullero de la policía lo vio desde su coche y dio media vuelta para parar el tráfico. La cámara del salpicadero grabó el aterrizaje.

El incidente tuvo lugar entre Parkland y Spanaway, en el estado de Washington. El piloto estaba volando a las oficinas de Boeing en Tacoma, donde trabaja como ingeniero de sistemas, cuando su avioneta Rand Robinson KR-2 sufrió un fallo en el sistema de combustible que caló el motor. El oficial Clint Thompson pensó que estaba viendo un avión a control remoto, pero a medida que el avión se hacía más grande, entendió que estaba realizando una aterrizaje de emergencia.

El polic√≠a hizo un cambio de sentido para despejar la avenida, y al dar la vuelta, la c√°mara de su coche grab√≥ el aterrizaje. El piloto tuvo que esquivar algunos coches, pero no hubo que lamentar da√Īos ni lesiones. Lo que s√≠ hubo fueron varios sustos. ‚ÄúPens√© que el ala iba a arrancar la parte de arriba de mi coche‚ÄĚ, dijo una conductora a KOMO News. ‚ÄúCasi me da un ataque al coraz√≥n‚ÄĚ.

El piloto se bajó tranquilamente de la cabina y, con ayuda del policía, empujó la avioneta a un lado de la avenida desde la intersección donde había se había parado. Una flecha en el suelo lo obligaba a girar a la izquierda, pero aun así decidió girar a la derecha. El policía no le puso ninguna multa por la maniobra.