Foto: Getty Images.

En medio de protestas masivas, tanto en internet como en el mundo real, la Uni√≥n Europea ha aprobado una pol√©mica nueva ley de derechos de autor. Tras dos a√Īos de desarrollo, la legislaci√≥n pretende otorgar a los titulares de derechos de autor m√°s control sobre sus trabajos, pero los cr√≠ticos dicen que podr√≠a otorgar m√°s poder a los gigantes tecnol√≥gicos, reprimir el libre flujo de informaci√≥n y matar a nuestros queridos memes.

El Parlamento Europeo aprob√≥ la ley de derechos de autor en una votaci√≥n con 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones. Las nuevas directrices son la primera actualizaci√≥n importante de la UE a sus leyes de derechos de autor desde 2001, y han pasado por un proceso legislativo confuso y confuso que apenas llam√≥ la atenci√≥n del p√ļblico el verano pasado. Los legisladores que se opusieron a la directiva intentaron eliminar las piezas m√°s pol√©micas de la ley antes de realizar una votaci√≥n final el 26 de marzo, pero sus cambios fueron rechazados por solo cinco miembros del Parlamento.

La ley apunta a favorecer a los editores de noticias y artistas contra las grandes plataformas tecnol√≥gicas como Facebook y Google, a medida que se benefician del trabajo de otros. De este modo, ha visto el apoyo de alto perfil de grandes nombres como Lady Gaga y Paul McCartney. Para muchos, hacer que a los gigantes de la tecnolog√≠a les resulte mas dif√≠cil ganar dinero y recopilar tr√°fico de violaciones de derechos de autor suena bien en teor√≠a. Pero expertos como el inventor de la World Wide Web, Tim Berners-Lee, han criticado dos partes de la legislaci√≥n que, seg√ļn advierten, podr√≠an tener enormes consecuencias involuntarias.

Toda la situaci√≥n es bastante complicada y la hemos cubierto con m√°s detalle anteriormente, pero los principios b√°sicos son bastante simples. El art√≠culo 11, o lo que se conoce como el ‚Äúimpuesto a los enlaces‚ÄĚ, requiere que las plataformas web obtengan una licencia para vincular o usar fragmentos de art√≠culos de noticias. El objetivo es ayudar a las organizaciones de noticias a obtener ingresos de servicios como Google News que muestran un titular o una parte de un art√≠culo que sugiere a los lectores. El art√≠culo 13 requiere que las plataformas web hagan su ‚Äúmayor esfuerzo‚ÄĚ para obtener licencias de material protegido por derechos de autor antes de que ser cargadas en sus plataformas, y cambia el est√°ndar actual de solo requerir que las plataformas cumplan con las solicitudes de baja por copyright. La expectativa es que las plataformas tendr√°n que usar filtros de carga defectuosos para intentar gestionar la gigantesca cantidad de contenido generado por los usuarios, y las pr√°cticas de moderaci√≥n m√°s estrictas se convertir√°n en la nueva norma. Los cr√≠ticos argumentan que la ley es demasiado vaga y que los esfuerzos para solucionar los problemas no son realistas.

Advertisement

La preocupaci√≥n m√°s grande es que la legislaci√≥n haga exactamente lo contrario de lo que se pretende hacer. Los medios de noticias sufrir√°n a medida que sea m√°s dif√≠cil compartir art√≠culos o descubrir noticias, y en lugar de pagar por una licencia, las empresas como Google simplemente dejar√°n de mostrar los resultados de las noticias como lo hicieron cuando se intentaron normas similares en Espa√Īa. Mientras tanto, las plataformas m√°s peque√Īas o las nuevas empresas que permiten a los usuarios cargar contenido, no tendr√°n la oportunidad de competir con los Facebook del mundo que pueden permitirse operaciones de moderaci√≥n masiva (y fallan en el intento). La idea de un uso justo quedar√° nula y sin efecto a medida que las empresas decidan que no vale la pena el dolor de cabeza para permitir un meme reutilizado y la responsabilidad legal.

La eurodiputada Julia Reda ha sido una de las cr√≠ticas m√°s feroces de la ley y tuite√≥ esta ma√Īana que es un ‚Äúd√≠a oscuro para la libertad de Internet‚ÄĚ. Jimmy Wales, fundador de Wikipedia, tuite√≥ que el usuario de Internet ‚Äúperdi√≥ una gran batalla hoy‚ÄĚ en el Parlamento de Europa. ‚ÄúLa internet libre y abierta se est√° entregando r√°pidamente a gigantes corporativos a expensas de la gente com√ļn‚ÄĚ, escribi√≥ Wales. ‚ÄúNo se trata de ayudar a los artistas, se trata de potenciar las pr√°cticas monop√≥licas‚ÄĚ.

Para quienes se oponen a la ley, hay un poco de esperanza en el hecho de que cada pa√≠s de la UE tiene ahora dos a√Īos para tomar la legislaci√≥n y mejorarla antes de que se aplique en su pa√≠s. Pero como Cory Doctorow de Electronic Frontier Foundation ha se√Īalado, eso tambi√©n es un problema. ‚ÄúEl problema es que los servicios en toda la UE tendr√°n dificultades para presentar diferentes versiones de sus sitios en funci√≥n del pa√≠s en el que se encuentran, por lo que hay una buena raz√≥n para creer que los servicios en l√≠nea converger√°n en la implementaci√≥n nacional m√°s restrictiva de la ley‚ÄĚ, asegur√≥ Doctorow.

Advertisement

El recuento final de c√≥mo cada miembro del Parlamento vot√≥ sobre la directiva se har√° p√ļblico aqu√≠. Los europeos que quieran asegurarse de que Internet se mantenga lo m√°s abierto posible deber√°n mantener la presi√≥n sobre sus gobiernos a medida que todo esto se resuelva. Esta ley estuvo bajo el radar durante mucho tiempo, pero ahora que ha ganado tanta atenci√≥n, nadie deber√≠a pensar que la lucha ha terminado. [The Independent]


Para estar al tanto de más noticias, síguenos en Twitter @GizmodoES.