Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Un entomólogo dice tener pruebas de vida en Marte, pero Carl Sagan explicó hace tiempo por qué él y otros están equivocados

Imagen: Las pruebas de Romoser (Ohio University)

William Romoser, profesor de entomología de la Universidad de Ohio, afirma que, después de pasar años estudiando fotografías tomadas del Planeta Rojo disponibles en la red, ha encontrado pruebas irrefutables de vida, tanto fósiles como vivos. ¿Cómo puede un solo hombre encuentrar lo que la comunidad científica no ha podido?

Romoser no solo afirma eso, sino que también dice haber encontrado una vida extremadamente compleja, incluidas formas de reptiles y formas de vida alienígenas increíblemente similares a las abejas.

Advertisement
Imagen: Las pruebas de Romoser (Ohio University)

El profesor, quien tiene una especialidad en arbovirología y entomología general/médica, ha mostrado un “póster” con sus hallazgos donde explica lo siguiente:

Parece que el ‘Planeta Rojo’ disfruta de una sorprendente abundancia de formas de vida superiores. Ha habido y todavía hay vida en Marte. Existe una aparente diversidad entre la fauna marciana tipo insecto que muestra muchas características similares a los insectos terrestres que se interpretan como grupos avanzados, por ejemplo, la presencia de alas, flexión de alas, deslizamiento/vuelo ágil y elementos de patas de estructura variada.

Imagen: Las pruebas de Romoser (Ohio University)

Si has llegado hasta aquí es posible que te estés preguntando cómo demonios puede un solo hombre percatarse de algo que la ciencia y cientos de expertos llevan buscando décadas en diferentes estudios sin conseguir absolutamente nada.

Advertisement

La respuesta en este caso, y su más que posible explicación, la dio Carl Sagan hace muchos años. Porque probablemente lo que Romoser señala como pruebas no son más que rocas, y su explicación se llama pareidolia, un fenómeno común donde el hombre es capaz de ver patrones familiares en objetos. De hecho, en términos de evolución, tiene todo el sentido que detectemos patrones que podrían ser un peligro para nosotros (por ejemplo, una serpiente o un oso hambriento) lo más rápido posible.

Imagen: Las pruebas de Romoser (Ohio University)
Advertisement

Y como decíamos, Sagan lo explicaba en su libro The Demon-Haunted World: Science as a Candle in the Dark, explicando que la capacidad de identificar amenazas era increíblemente importante para nuestra propia supervivencia. Según Sagan:

Los primeros humanos que huyeron de lo que pensaban que era un león escondido en los arbustos sobrevivieron. Aquellos que no podían detectar este “patrón” de león serían devorados por él. El león, no el patrón, eso es. Y si huyeron pero resultó que el león era en realidad solo una roca, está bien; esos humanos sobrevivieron de cualquier manera y transmitieron sus genes a la próxima generación.

Advertisement

Por tanto, como ya entonces sugería Sagan, encontrar patrones, tanto si existen como si no, es una habilidad vital de supervivencia preventiva, una “habilidad” que puede conducir a la interpretación errónea de imágenes aleatorias o patrones de luz como rostros u objetos familiares. También como pruebas irrefutables de vida en Marte. [IFLScience, The Demon-Haunted World: Science as a Candle in the Dark]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key