Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Un grupo de gamers demanda a Microsoft para evitar la compra de Activision

Ahora no solo la Comisión federal de comercio de EE.UU. demanda a Microsoft por la compra de Activision, los gamers también

By
We may earn a commission from links on this page.
Gamers también han demandado a Microsoft para evitar la compra de Activision.
Foto: Bloomberg (Getty Images)

En Estados Unidos, la Ley Clayton Antimonopolio de 1914 otorga a los ciudadanos el derecho de demandar a las empresas por comportamiento anticompetitivo, algo que 10 jugadores (que se autodenominan “gamers”) están utilizando para llevar a Microsoft a los tribunales, con el objetivo de detener la adquisición de Activision por parte de la empresa.

Según un reportaje de Bloomberg Law, la demanda, presentada el miércoles 21 de diciembre y obtenida por Kotaku, establece que a los demandantes, o “jugadores de videojuegos”, como se los describe, les preocupa que “la fusión [de Microsoft y Activision] pueda disminuir sustancialmente la competencia o tender a crear un monopolio”. Esta fusión, afirma la demanda, violaría específicamente la Sección 7 de la Ley Clayton, que establece que las adquisiciones que disminuyen la competencia están prohibidas por la ley antimonopolio de Estados Unidos. La demanda no solo cita la escala y el alcance de la fusión de Activision y Microsoft como problemática, sino que esta última también sigue a muchas otras adquisiciones de Microsoft que van desde la compra de Mojang en 2014 hasta la adquisición de Rare en 2002.

Al detallar el alcance en consolas, PC y los juegos AAA, así como los servicios de suscripción como “Mercados de productos relevantes”, la demanda llama la atención sobre cuántas grandes franquicias caerán bajo el paraguas corporativo de Microsoft si la fusión se lleva a cabo. En general, Call of Duty, World of Warcraft, Minecraft, Doom, Microsoft Flight Simulator, Halo y The Elder Scrolls son solo algunos de los ejemplos citados. La demanda sostiene que actualmente Microsoft y Activision compiten directamente entre ellos a través de estos títulos y de servicios como Battle.net, Microsoft Store y Game Pass. La fusión rompería esa dinámica competitiva.

Advertisement

Si la fusión se lleva a cabo, afirma la demanda, Microsoft tendría “un poder de mercado descomunal y la capacidad de excluir insumos clave para los rivales y dañar aún más la competencia”. La demanda menciona la competencia tanto en lo que se refiere a las ventas a los consumidores, como a la competencia en la industria para “contratar y retener talento dentro de la mano de obra especializada en videojuegos”, que se “reduciría” con la fusión.

La fusión propuesta entre Microsoft y Activision ha sido motivo de controversia desde su anuncio. Quizás lo más preocupante para Microsoft es la demanda presentada recientemente por la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC). Los federales alegan que, si esta fusión se lleva a cabo, representaría un daño grave para la competencia en la industria de los videojuegos, citando el comportamiento anterior de Microsoft de priorizar a Xbox y las PC con Windows como plataformas para sus juegos. Microsoft no está de acuerdo y afirma que la adquisición de Activision “llevaría Call of Duty a más jugadores y más plataformas que nunca”.

Advertisement

Hablando de Call of Duty, en respuesta a las críticas sobre su intención de fusionarse con Activision, Microsoft se comprometió a continuar llevando Call of Duty a otras plataformas durante al menos 10 años. El director ejecutivo de Microsoft Gaming, Phil Spencer, calificó las críticas de Sony a la adquisición como un intento de “proteger su posición dominante en el mercado de las consolas” y dijo que buscan crecer “haciendo que Xbox sea más pequeña”.