Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Un hombre abre una piedra preciosa y descubre al monstruo de las galletas en su interior

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Kennedy News & Media

¿Qué posibilidades hay de descubrir una piedra preciosa y cuando la consigues abrir te encuentres que la naturaleza ha creado a un personaje de Barrio Sésamo en su interior? Al parecer, al menos hay una posibilidad.

El ágata es un conjunto de variedades microcristalinas del cuarzo que presenta bandas de varios colores. Se encuentra en rocas volcánicas, y entre los yacimientos más importantes está Soledade, un punto caliente de piedras preciosas en el sur de Brasil.

De allí fue precisamente de donde Mike Bowers, recolector de minerales de California, se hizo con la inesperada sorpresa. Bowers publicó su hallazgo en Facebook, y el resto es historia viral de Internet. Según le explicó a Live Science:

¡No me di cuenta de que el Monstruo de las Galletas era tan conocido y formaba parte del patrimonio cultural mundial!

Advertisement

De hecho, hasta el actor que interpreta al famoso personaje en Estados Unidos ha contactado con el hombre. Al parecer, la ágata llegó a Bowers en noviembre a través del gemólogo brasileño Lucas Fassari, quien la había adquirido en un lote de varias muestras de Soledade.

undefined
Imagen: Kennedy News & Media

Como decíamos, las ágatas son una forma de cuarzo, la forma cristalina de dióxido de silicio, que se desarrolla dentro de cavidades en rocas volcánicas. Las cavidades están formadas por burbujas de gas en lava caliente.

Con el tiempo, a medida que la lava se enfría, el agua infundida con dióxido de silicio se filtra a través de las cavidades, y a medida que el agua se evapora, el dióxido de silicio se queda en las paredes de la cavidad, creando capas coloridas de cristales. Los colores se producen ​​por impurezas químicas en el dióxido de silicio y por el espaciamiento de los cristales.

Advertisement

Según explican en Live Science: 

Algunas ágatas llenan completamente sus vacíos volcánicos, pero muchas dejan pequeños espacios en el interior, forrados con brillantes cristales de cuarzo orientados hacia adentro. En el caso de la ágata del Monstruo de las Galletas, estos vacíos parecen un par de ojos de Muppet y una boca que sonríe con entusiasmo.

Advertisement

Lo cierto es que no deja de ser una anécdota fascinante porque el parecido es más que evidente, hasta el punto de que parece que la pieza fue tallada.

Por cierto, por ahora Bowers planea quedarse con la piedra, aunque no descarta que pueda terminar en un museo o en manos de un coleccionista por una buena suma de dinero. [Live Science]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our `newsletter`