Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Un hombre sufre un derrame cerebral por crujirse demasiado el cuello

19.4K
7
Save
Imagen: KOCO News (YouTube)

Un hombre de 28 años en Oklahoma se desgarró una arteria vertebral en el cuello que lo llevó a su cerebro, lo que le hizo sufrir un derrame cerebral, según informa KOCO News. Según el medio, Josh Hader, de Guthrie, Oklahoma, se rompió la arteria simplemente crujiéndose el cuello demasiado.

En el momento en que escuché el pop, todo en mi lado izquierdo comenzó a entumecerse”, dijo Hader a KOCO. “Me levanté e intenté sacar una bolsa de hielo de la nevera, y recuerdo que no podía caminar en línea recta”.

Advertisement

El suegro de Hader lo llevó a la sala de emergencias, donde los médicos encontraron que Hader había tenido suerte. “Pudo haber formado más coágulos y tener un ataque que terminara con si vida. Podría haber muerto, dijo a KOCO Vance McCollom, médico del Mercy Hospital.

Sin embargo, Hader no estaba completamente indemne. KOCO informa que un músculo unido a su ojo se debilitó porque el nervio se lesionó. Hader tenía visión borrosa y doble, y tuvo que usar un parche en el ojo durante varios días. También tuvo que usar un andador durante unos días, y todavía tiene algunos problemas para caminar. Además, tuvo fuertes dolores durante una semana y media.

Si quieres crujir el cuello, hazlo de lado a lado. No lo tuerzas”, dijo McCollom a KOCO. “Cada vez que lo giras, existe el riesgo de que se rompa esa zona ... Sospecho que simplemente la giré de forma muy aguda, hacia arriba, hacia arriba y hacia atrás. Eso es lo que realmente generó el desgarro”.

Este tipo de lesión no es inaudito. Un metaestudio de 2013 publicado en PLOS One encontró más 700 casos de accidentes cerebrovasculares asociados con la manipulación quiropráctica de la columna vertebral. Y un informe de un caso de 2011 describió a una mujer de 42 años con una arteria vertebral rota después crujirse el cuello repetidamente. Afortunadamente, sobrevivió. 

Doce días antes, [la paciente] había tenido “el peor dolor de cabeza de su vida”, que comenzó en su columna cervical inferior izquierda y se extendió a su región temporal izquierda”, se lee en el estudio de caso. “[Ella] informó que regularmente se crujía el cuello para reducir el dolor del mismo. Informó que había realizado esta actividad en su cuello varias veces al día durante los últimos años”.

Advertisement

Antes de que McCollum fuera a cirugía, se disculpó con su esposa, según el médico que lo operó. “Quería decirle a su esposa que lamentaba que se hubiera crujido el cuello”, dijo McCollom a KOCO. “Su esposa le había estado diciendo: ‘No lo hagas. Te vas a causar un derrame cerebral un día”.

Share This Story