Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Un hombre viaja solo en un Boeing 737-800 porque nadie más había reservado billete

Justin T. Westbrook
53.6K
18
1
Imagen: Skirmantas Strimaitis (AP)

Skirmantas Strimaitis compró un vuelo desde Vilnius, la capital de Lituania, a Italia el 16 de marzo. Cuando se presentó en el vuelo descubrió que era la única persona que había reservado asiento en el avión.

Sé lo que estás pensando: es el vuelo ideal. Pero si me presento a mi vuelo y soy el único… me va a costar muchísimo convencerme de que el avión está bien para volar y que no hay una conspiración multigubernamental para matarme en algún lugar a lo largo de la ruta de vuelo y deshacerse de mi cuerpo.

Advertisement

Sin embargo, según Associated Press, la soledad de Strimaitis no tenía nada de malo, simplemente tuvo suerte. Era el único pasajero en el 737-800 con una capacidad máxima de 189 asientos porque una agencia de viajes había alquilado el avión para un grupo separado para su vuelo de regreso después de aterrizar en Italia.

Para tratar de recuperar algo de dinero al llevar el avión a Italia, la aerolínea ofreció boletos de ida y solo Strimaitis compró uno.

Y no estaba completamente solo, porque había dos pilotos y cinco miembros de la tripulación, el último de los cuales probablemente solo pasaba el tiempo en los baños hablando de lo espeluznante que es volar en un avión casi vacío.

Por cierto, si quieres saber lo inquietante que es tener una tripulación de vuelo completa en un 737 solo para ti, Abigail Disney, la nieta de Roy O. Disney, describió lo incómodo que fue cuando tomó ella sola el jet privado de su familia por primera vez, en esta entrevista con The Cut la semana pasada:

¿Cuándo dejaste de volar en el jet privado?

El momento para mí, cuando decidí que ya no podía volar en el avión, fue hace unos 20 años. Tuve que volar a California para una reunión, pero tuve que regresar a Nueva York a la mañana siguiente para una conferencia. Y el tipo que dirigía la compañía de nuestra familia me puso sola en el 737. Volé por todo el país durante la noche, solo en ese avión gigante, y estaba sentada allí pensando en la huella de carbono y el número de asistentes de vuelo y el otro piloto de guardia y lo que costaba, y solo quería enfermarme. Por cierto, mis padres siempre se burlaron del hecho de que yo pensaba que era terrible y horrible porque se sentían muy cómodos con lo que estaban haciendo.

Share This Story