Imagen: Skirmantas Strimaitis (AP)

Skirmantas Strimaitis compr√≥ un vuelo desde Vilnius, la capital de Lituania, a Italia el 16 de marzo. Cuando se present√≥ en el vuelo descubri√≥ que era la √ļnica persona que hab√≠a reservado asiento en el avi√≥n.

S√© lo que est√°s pensando: es el vuelo ideal. Pero si me presento a mi vuelo y soy el √ļnico‚Ķ me va a costar much√≠simo convencerme de que el avi√≥n est√° bien para volar y que no hay una conspiraci√≥n multigubernamental para matarme en alg√ļn lugar a lo largo de la ruta de vuelo y deshacerse de mi cuerpo.

Sin embargo, seg√ļn Associated Press, la soledad de Strimaitis no ten√≠a nada de malo, simplemente tuvo suerte. Era el √ļnico pasajero en el 737-800 con una capacidad m√°xima de 189 asientos porque una agencia de viajes hab√≠a alquilado el avi√≥n para un grupo separado para su vuelo de regreso despu√©s de aterrizar en Italia.

Para tratar de recuperar algo de dinero al llevar el avión a Italia, la aerolínea ofreció boletos de ida y solo Strimaitis compró uno.

Y no estaba completamente solo, porque hab√≠a dos pilotos y cinco miembros de la tripulaci√≥n, el √ļltimo de los cuales probablemente solo pasaba el tiempo en los ba√Īos hablando de lo espeluznante que es volar en un avi√≥n casi vac√≠o.

Advertisement

Por cierto, si quieres saber lo inquietante que es tener una tripulación de vuelo completa en un 737 solo para ti, Abigail Disney, la nieta de Roy O. Disney, describió lo incómodo que fue cuando tomó ella sola el jet privado de su familia por primera vez, en esta entrevista con The Cut la semana pasada:

¬ŅCu√°ndo dejaste de volar en el jet privado?

El momento para m√≠, cuando decid√≠ que ya no pod√≠a volar en el avi√≥n, fue hace unos 20 a√Īos. Tuve que volar a California para una reuni√≥n, pero tuve que regresar a Nueva York a la ma√Īana siguiente para una conferencia. Y el tipo que dirig√≠a la compa√Ī√≠a de nuestra familia me puso sola en el 737. Vol√© por todo el pa√≠s durante la noche, solo en ese avi√≥n gigante, y estaba sentada all√≠ pensando en la huella de carbono y el n√ļmero de asistentes de vuelo y el otro piloto de guardia y lo que costaba, y solo quer√≠a enfermarme. Por cierto, mis padres siempre se burlaron del hecho de que yo pensaba que era terrible y horrible porque se sent√≠an muy c√≥modos con lo que estaban haciendo.