¿Se puede salir de un metro y volver a tomar el mismo tren en la siguiente parada? Este corredor británico demuestra que es posible batiendo la velocidad del suburbano en una tremenda carrera de apenas minuto y medio.

La prueba se ha realizado en el metro de Londres, entre las estaciones de Mansion House y Cannon Street de la popular línea circular que recorre la ciudad. Se trata de un recorrido de 380 metros en el que hay que sortear a los sorprendidos viajeros, dos máquinas canceladoras, y subir y bajar escaleras. Todo ello en menos de un minuto y 20 segundos, que es lo que tarda el metro en cubrir el trayecto entre las dos paradas.

Advertisement

Nuestro detalle favorito es el momento en el que el corredor se toma un segundo de más para pagar civilizadamente su billete con la tarjeta Oyster Card. ¡Inglaterra! [vía Epic Challenges]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)