Imagen: AP

El Museo de Estatuas De ARCA en Indonesia mont√≥ una exposici√≥n sobre el holocausto con un objetivo: educar al p√ļblico sobre una de las tragedias m√°s grandes del siglo XX. No obstante, la ejecuci√≥n de la exposici√≥n ‚ÄĒ espec√≠ficamente una r√©plica de cera de Adolf Hitler ‚ÄĒ ha causado indignaci√≥n a nivel mundial.

Advertisement

El problema principal comenz√≥ cuando los visitantes al museo empezaron a subir selfies con la estatua de Hitler a las redes sociales. Las fotos provocaron ira y asco dentro de la comunidad internacional, que luego empez√≥ a comentar sobre otros aspectos preocupantes de la exhibici√≥n. Entre estos estaba la imagen detr√°s del estatua, que muestra el campo de concentraci√≥n Auschwitz y el slogan ‚ÄúArbeit Macht Frei‚ÄĚ o ‚Äúel trabajo te concede libertad‚ÄĚ.

Imagen: AP

Representantes del museo afirmaron que la estatua era una favorita para los selfies y a√Īadi√≥ que ning√ļn visitante se hab√≠a quejando sobre ello.

Advertisement

‚ÄúLa mayor√≠a de nuestros visitantes se est√°n divirtiendo porque saben que es un museo de entretenimiento‚ÄĚ, declar√≥ un miembro del departamento de marketing del museo.

Sin embargo, esta semana los oficiales del museo retiraron la estatua, comentando que no querían causar indignación.

Advertisement

Abraham Cooper, un rabino y decano asociado del Centro Simon Wiesenthal en Los √Āngeles, organizaci√≥n que trabaja para reducir el antisemitismo, dijo que la exhibici√≥n era ‚Äútotalmente incorrecta‚ÄĚ y que era ‚Äúdif√≠cil encontrar palabras‚ÄĚ para describirla.

‚ÄúEl fondo es repugnante. Se burla de las v√≠ctimas que entraron [al campo] y nunca salieron‚ÄĚ, coment√≥ Cooper.

[BBC y AOL]