Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

En agosto de 2013, Elon Musk mostró al mundo los planos y todo lo que había desarrollado en torno a Hyperloop, un invento que promete revolucionar el transporte terrestre. Dos años después, diferentes empresas y universidades siguen trabajando en el proyecto. Esta es la última aproximación, y ya perfila muchos detalles importantes.

Advertisement

El proyecto en cuestión es obra de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de California (UCLA) en colaboración con una joven empresa llamada Hyperloop Transportation Technologies. Ninguna de las dos entidades tienen nada que ver con Tesla o Space X. Recordemos que Musk cedió todo lo que había investigado sobre Hyperloop a la comunidad, y hay varios proyectos compitiendo para ser los primeros en construir estos vagones embutidos en tubos de vacío.

Ya sabíamos que Hyperloop es técnicamente posible, pero había muchos puntos que aún faltaban por desarrollar. El nuevo documento publicado por la UCLA arroja nuevas ideas y soluciones no solo desde el punto de vista técnico, sino a nivel de modelo de negocio. Estos son los puntos más interesantes del informe:

Tiempos de tránsito

Auque parezca mentira, nunca nadie antes se había tomado en serio la tarea de calcular exactamente cuánto tiempo de viaje se tomaría Hyperloop bajo diferentes circunstancias. Según la UCLA, un viaje sin escalas entre Los Ángeles y Nueva York llevaría solo 2 horas y 45 minutos frente a las 6 horas y media que lleva hoy en día en avión. Lamentablemente, ninguno de estos tiempos añade el buen rato que seguro pasaremos abordando y superando los correspondientes controles de seguridad.

Si el viaje entre ambas capitales tuviera cuatro escalas (Las Vegas, Denver, Omaha y Chicago), el tiempo de viaje se extendería hasta las cuatro horas y media, un margen que sigue siendo más que razonable comparados con los tiempos de vuelo. La Escuela de Arquitectura también ha calculado sobre un mapa las distancias que podría salvar Hyperloop comparadas con los medios de transporte de las últimas décadas (abajo).

Advertisement

Las ciudades mejores preparadas

Albergar el Hyperloop no va a ser cosa fácil. Hace falta músculo económico, suficiente espacio cerca de la ciudad y un mercado laboral con suficientes trabajadores y personal cualificado solo para empezar. La UCLA también introduce variables menos obvias, como el número de visitantes provenientes de otras ciudades de Estados Unidos, o el tráfico pesado de vehículos. Hyperloop va a suponer una inyección de turismo bestial para cualquier ciudad a la que llegue.

Advertisement

De este mapa, los autores del estudio ofrecen dos estrategias claras para el desarrollo de Hyperloop como algo más que una mera atracción turística estilo monorrail. Un medio de transporte como ese va a hacer que las ciudades se transformen en megaregiones en las que actuales poblaciones se convierten en ciudades satélite de otras.

Advertisement
Advertisement

El estudio elabora un largo análisis sobre estas megaregiones, así como el impacto que tendría su creación. Merece la pena echar un vistazo largo al documento completo pero, en esencia, el estudio plantea la creación de dos ejes iniciales de ciudades (San Francisco-Los Ángeles-Las Vegas y Boston-Nueva York-Washington) que vertebren el desarrollo de la red de Hyperloop.

Detalles técnicos: la estructura

Advertisement

Aunque no entra a analizar en detalle la física detrás de Hyperloop, el estudio arquitectónico de la UCLA llega a algunas soluciones interesantes. Los tubos por donde irán los vagones son, por ejemplo, un lugar idóneo en el que instalar turbinas eólicas y células fotovoltáicas que provean de energía. Sus pilares hasta podrían servir como una red de estaciones de carga para vehículos eléctricos.

Advertisement

El embarque y el interior de las cápsulas

Hyperloop no tendrá ventanillas, así que los técnicos de la Escuela de Arquitectura han imaginado una solución muy espectacular para mantener entretenidos a los pasajeros: sistemas de realidad virtual que muestren distintos paisajes durante el recorrido. Igualmente, el uso de asientos giratorios permitiría facilitar y hacer más rápido el embarque lateral.

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Diseño de las terminales

Advertisement

Otro de los aspectos más interesantes del documento es que hace un análisis muy pormenorizado de cómo debería ser el edificio de una terminal de Hyperloop. El estudio tiene en cuenta desde el flujo óptimo de pasajeros hasta las vías de evacuación en caso de emergencia o la propia experiencia del viajero.

El documento ofrece ideas muy interesantes sobre una enorme cantidad de datos socioeconómicos, urbanísticos y de diseño alrededor del futuro medio de transporte ideado por Musk. Eso por no mencionar que es un resumen impresionante sobre la historia de los medios de transporte en Estados Unidos. Podéis consultarlo íntegramente (en inglés) aquí. [Suprastudio via Curbed LA]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story

Get our newsletter