Captura: Bandai Namco Entertainment

En la mayoría de los torneos de juegos de lucha apenas se hace nada por controlar los enfrentamientos que salen. En los eventos más importantes sí que se tienen en cuenta las clasificaciones, para asegurarse de que los grandes jugadores no luchen entre sí nada más comenzar, pero por lo general, los que compiten en estas competiciones deben estar preparados para luchar contra el que les toque. Tsuyoshi, un jugador de tan solo 9 años se tuvo que enfrentar a su propio padre en la primera ronda de un torneo de Dragon Ball FighterZ. 

Tsuyoshi es un habitual en los torneos semanales Dragon Ball FighterZ que organiza Fighting Tuesday en Tokio, Japón. Su habilidad ha ido creciendo constantemente con cada torneo, y se ha vuelto un rival formidable a pesar de su corta edad. Tsuyoshi ganó su primer partido en diciembre de 2018, y ha competido a gran nivel contra importantes jugadores, como sus dos partidos contra el finalista de Evo, Naoki, “moke” Nakayama hace unos meses. Y aunque no siempre sale exitoso, Tsuyoshi continua acudiendo a los Fighting Tuesday, semana tras semana, acompañado por su padre.

Pero el torneo de esta semana fue diferente. Para ayudar a los recién llegados a conseguir más experiencia en los torneos, los organizadores limitaron la competición a jugadores principiantes e intermedios. Tsuyoshi obviamente pasó el corte, pero también ocurrió lo mismo con su contendiente sorpresa: Wasa, su padre. Aunque por lo general apoye a su hijo, Wasa también es un competidor nato, así que entró en la misma categoría de Dragon Ball FighterZ con la intención de llevarse el premio. Siempre cabía la posibilidad de que padre e hijo se acabasen enfrentando en el torneo en algún punto, pero la fortuna quiso que les tocase en la primera ronda.

Lo que tuvo lugar fue un combate bastante estándar de Dragon Ball FighterZ, en el que Tsuyoshi y Wasa mostraron todo lo que habían aprendido en sus entrenamientos y torneos. No es que tuviesen nivel Evo, claro, pero la tensión adicional de ver a un niño pequeño enfrentarse a su propio padre en la competición lo hizo especialmente emocionante. Los comentaristas, Andrew “jiyuna” Fidelis y Majin Obama, se apresuraron a hacer bromas sobre la situación. Tsuyoshi terminó ganando 2-1 a Wasa, y padre e hijo protagonizaron un breve y tierno momento antes de desaparecer frente a las cámaras

Advertisement