Image: Wikimedia Commons

En los Ășltimos meses, una tigresa ha acechado una ciudad india aterrorizando a los ciudadanos y matando a 13 personas. Resulta que una colonia podrĂ­a ser la clave para detenerla. Por cierto, antes continuar, un consejo para los que nos leen: si utilizan Obsession, de Calvin Klein, no lo lleven a un Safari.

Al parecer, durante varios meses los guardabosques de la India han tratado de dar caza de una tigresa asesina de seis años llamada T-1, la misma que las autoridades han explicado que mató a 13 personas en la ciudad de Pandharkawada, ubicada en el estado de Maharashtra. 

Los tigres generalmente no cazan humanos, pero con un suministro natural de alimentos cada vez mĂĄs mermado en el ĂĄrea, T-1 podrĂ­a haberse dirigido a los humanos como Ășltimo recurso.

Image: Wikimedia Commons

Los oficiales lo han intentado previamente con todo: soldados, tiradores, cĂĄmaras que detecten al animal, incluso cinco elefantes para intentar acorralar a la tigresa. Ninguno tuvo Ă©xito. De hecho, un intento terminĂł con un elefante atacando a dos personas en pueblos cercanos.

Advertisement

Hace unas semanas dieron una vuelta de tuerca y llegaron a ofrecer caballos como cebo para atrapar al animal, pero tampoco tuvo Ă©xito con este mĂ©todo. La tigresa simplemente matĂł a los animales y desapareciĂł antes de que pudiera ser capturada. SegĂșn ha informado Nawab Shafat Ali Khan, uno de los principales cazadores de la India:

El animal ha aprendido de todas estas operaciones de captura fallidas. La hemos hecho muy inteligente. Brillante, en realidad. Dado que T-1 se dio cuenta de lo fĂĄcil que es comer humanos, ahora podrĂ­a no detenerse.

AsĂ­ que, con todas las opciones agotadas, los equipos de guardabosques se han visto obligados a ser de lo mĂĄs creativos. Y asĂ­ fue como llegaron hasta la colonia Obsession de Calvin Klein, que ahora es potencialmente la Ășnica soluciĂłn para proteger a los residentes aterrorizados.

Advertisement

Image: Calvin Klein

Al parecer, el perfume contiene un ingrediente conocido como civetona, que es un compuesto sintético derivado del almizcle de un pequeño mamífero llamado civeta (vivérridos). Este ingrediente es como la hierba que atrae a los gatos para los felinos silvestres grandes, ya que los hace actuar de manera extraña.

Un aroma del perfume hace que pasen varios minutos obsesionados con el olor, absorbiendo enormes cantidades y dando vueltas sobre sĂ­ mismos. En este tipo de estado, la tigresa puede estar al menos lo suficientemente incapacitada como para ser capturada.

Advertisement

“Lo sĂ©, suena gracioso”, informĂł Sunil Limaye, uno de los oficiales forestales que lideran la bĂșsqueda de T-1, al New York Times. “¿Pero quĂ© vamos a hacer?”.

Lo cierto es que el extraño fenĂłmeno de la fragancia se probĂł por primera vez en gatos grandes en el zoolĂłgico del Bronx en 2003. Y sĂ­, el perfume ha tenido Ă©xito anteriormente y se ha utilizado para capturar otros dos tigres en la India. SegĂșn HS Prayag, un veterinario veterano que estudia a los tigres:

En 2015 había un tigre en Tamil Nadu, y por eso pedí Obsession de CK para que atrajera al animal. También traté de usar orina de tigre, pero CK me dio mejores resultados.

Advertisement

Prayag también contó al diario The Guardian que es posible que el perfume Chanel No.5 pueda tener el mismo efecto, pero es mås caro que la alternativa de Calvin Klein. Mientras, los guardabosques esperan tener el mismo éxito porque la situación con T-1 se ha vuelto insostenible.

El plan es simple: los equipos rociarĂĄn la colonia alrededor de las trampas que instalaron en un campamento improvisado para atraerla a una posiciĂłn que la haga vulnerable a la captura. Una tarea que sigue pareciendo complicada si tenemos en cuenta que T-1 solo se ha visto unas cuantas veces en los Ășltimos meses.

Lo que sĂ­ parece seguro es que Calvin Klein jamĂĄs pudo imaginar que Obsession se iba a convertir para los residentes de Pandharkawada en su Ășnica esperanza. [New York Times, The Guardian]