A√Īos antes de su muerte, en 1776, el relojero brit√°nico John Harrison dej√≥ escritas las instrucciones para crear un reloj mec√°nico ‚Äúperfecto‚ÄĚ. Solo se retrasar√≠a menos de un segundo en 100 d√≠as. Hasta sus √ļltimos d√≠as le ridiculizaron por semejante idea. Ahora, 250 a√Īos despu√©s, se ha probado que ten√≠a raz√≥n.

Advertisement

John Harrison fue un carpintero y relojero brit√°nico famoso en el siglo XVIII gracias a sus relojes marinos que solucionaron un problema de la √©poca: determinar la posici√≥n exacta de un barco. Sus relojes, como el de la imagen debajo, ayudaron a los marineros a orientarse de forma precisa. Harrison lleg√≥ a ganar la prueba abierta por la Marina Brit√°nica para crearlos, y se embols√≥ una gran cantidad de dinero (equivalente a unos seis millones de d√≥lares hoy en d√≠a). Sin embargo, a√Īos antes de morir, desarroll√≥ una idea para un nuevo reloj por el que ser√≠a ridiculizado.

Foto: Uno de los relojes marinos creados por Harrison. Wikimedia Commons

Harrison cre√≥ las instrucciones para dise√Īar un reloj mec√°nico que ser√≠a el ‚Äúm√°s preciso y perfecto jam√°s construido‚ÄĚ. El aparato (en la primera imagen arriba del todo) contar√≠a con un mecanismo de p√©ndulo en arco y, seg√ļn aseguraba Harrison en un libro, solo ser retrasar√≠a menos de un segundo en 100 d√≠as. La idea fue tomada por rid√≠cula y absurda en su momento, y el libro olvidado tras la muerte de Harrison, quien tambi√©n cay√≥ en el olvido. D√©cadas m√°s tarde, en 1970, el relojero Martin Burgess recuper√≥ las instrucciones de Harrison y construy√≥ el reloj ‚Äúperfecto‚ÄĚ tal y como el maestro hab√≠a propuesto.

Advertisement

Ese reloj ha sido ahora probado ahora por el Real Observatorio astron√≥mico de Greenwich, en Reino Unido, y confirmado que, efectivamente, se ha retrasado menos de un segundo en 100 d√≠as. Como adelanta The Guardian, la primera prueba se llev√≥ a cabo el a√Īo pasado, y en ella confirmaron que solo se retrasaba 0,87 segundos en 100 d√≠as. La segunda prueba m√°s precisa y detallada, llevaba a cabo a comienzos de este a√Īo, demostr√≥ que el reloj se retrasaba a√ļn menos, 0,62 segundos en 100 d√≠as.

John Harrison, ridiculizado en su √©poca por algo que se cre√≠a imposible, ten√≠a raz√≥n. Los primeros relojes mec√°nicos de semejante precisi√≥n no se fabricar√≠an hasta el siglo XX. Harrison ya sab√≠a c√≥mo dise√Īarlos a finales del XVIII. La haza√Īa se ha inscrito ahora en el libro Guiness de los r√©cords. Eso s√≠, 250 a√Īos m√°s tarde de lo que deber√≠a. [v√≠a The Guardian]

Foto apertura: National Maritime Museum

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)