Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Pexels

Sabemos que hoy más que nunca nos tenemos que lavar las manos con frecuencia, y aún así, es probable que muchos adultos no lo estén cumpliendo. Con los niños siempre es más complicado, por eso la siguiente explicación, sencilla y didáctica, puede ser la clave para que los más pequeños lo entiendan.

Advertisement

Se trata de un vídeo que se hizo viral la semana pasada. Todo lo que necesitamos para hacer la “magia” es un recipiente con agua y pimienta. Como vemos en el clip, el pequeño mete el dedo en el agua con “virus” (en realidad pimienta) y lo saca “infectado”. Luego se limpia el dedo con agua y añade jabón. Al volver a meter el dedo en el agua descubre cómo reacciona el jabón alejando el “virus” del radio del dedo.

Advertisement

Como finaliza el padre, “esa es la importancia de lavarse las manos”. Un sencillo truco que nos puede servir para enseñarles a los niños de manera gráfica lo que se consigue con un buen lavado.

La verdadera razón por la que el pimiento se dispersa es que el jabón rompe la tensión superficial del agua. La pimienta flota sobre el agua porque es hidrofóbica. A las moléculas de agua les gusta aferrarse entre sí a través de enlaces de hidrógeno, creando una fuerza cohesiva similar a una membrana elástica que se denomina tensión superficial.

Advertisement

Esta permite que el agua resista fuerzas externas, como el peso de algo que flota en la superficie, y le permite aferrarse como gotas de agua. El jabón es bueno para romper la tensión superficial del agua, que es parte de lo que lo hace tan bueno para la limpieza. Por eso, cuando pones tu dedo enjabonado en el agua, cambia la tensión superficial. Las moléculas de agua quieren mantener la tensión superficial, por lo que se alejan del jabón y se llevan la pimienta. [Twitter, IFLSCience]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter