Sembrar el caos en los mercados puede ser tan fácil como publicar un tuit. Eso es lo que ha demostrado hoy el editor de la revista satírica Titanic, la versión alemana de El Mundo Today, al anunciar en Twitter que el gobierno de coalición de Angela Merkel había colapsado por la crisis migratoria de Europa.

‚ÄúEstalla la bomba pol√≠tica en Hesse‚ÄĚ, tuite√≥ Moritz H√ľrtgen, anunciando el fin de la alianza entre la Uni√≥n Dem√≥crata Cristiana de Alemania, el partido de Angela Merkel, y la Uni√≥n Social Cristiana de Baviera, el partido m√°s conservador con el que forma una facci√≥n com√ļn.

Advertisement

El problema fue que H√ľrtgen, que tiene una cuenta de Twitter verificada, hab√≠a cambiado su nombre e imagen por los de HR, la radiotelevisi√≥n p√ļblica de Hesse, para hacerse pasar por un medio serio. Incluso public√≥ algunas noticias locales antes del tuit-bomba para que la historia fuera m√°s cre√≠ble.

Seg√ļn Bloomberg, la bolsa alemana y el euro cayeron moment√°neamente tras el tuit, pero ya se han recuperado despu√©s de que la prensa descubriera la farsa. El tuit ha demostrado ser un dolor de cabeza para Merkel, pero deber√≠a serlo tambi√©n para Twitter: ¬Ņde qu√© sirve un sistema de cuentas verificadas si puedes cambiarte el nombre y jugar con la moneda com√ļn de 19 pa√≠ses?

Advertisement

[Bloomberg]