Una de las crías de Anna la Anaconda
Foto: Acuario de Nueva Inglaterra

La vida se ha abierto camino en Estados Unidos, donde Anna la anaconda dio a luz a una camada de serpientes sin ayuda de ning√ļn macho.

Los empleados del Acuario de Nueva Inglaterra se llevaron una sorpresa mientras preparaban una exposici√≥n sobre la selva tropical del Amazonas. Anna, una anaconda de 13,6 kilogramos y 3 metros de largo, hab√≠a dado a luz a una docena de serpientes beb√© a sus ocho a√Īos de edad. Solo tres cr√≠as sobrevivieron al parto y una de ellas muri√≥ 48 horas m√°s tarde.

Lo sorprendente es que Anna viv√≠a en un tanque separado de las anacondas masculinas. Todas sus compa√Īeras eran hembras, y Anna nunca se hab√≠a apareado con ning√ļn macho. ¬ŅC√≥mo lo hizo? Mediante partenog√©nesis.

Del griego ‚Äúnacimiento virgen‚ÄĚ, la partenog√©nesis es una estrategia de reproducci√≥n que consiste en segmentar y desarrollar las c√©lulas sexuales femeninas sin necesidad de fecundarlas. En anfibios y reptiles es una reproducci√≥n asexual que da lugar a copias exactas de la madre.

Advertisement

Las dos crías que sobrevivieron al parto de Anna
Foto: Acuario de Nueva Inglaterra

Un estudio del ADN confirmó que las dos nuevas anacondas del Acuario de Nueva Inglaterra son clones genéticos de su madre. Esta es la razón por la que la partegonésis es un proceso de baja viabilidad: a diferencia de la reproducción sexual, no da lugar a variaciones genéticas que permitan una adaptación a los cambios ambientales, a menos que ocurra una mutación.

Advertisement

Las anacondas son ovov√≠paras: ponen huevos, pero los incuban en su interior hasta que estos eclosionan. Los √≥vulos de Anna se desarrollaron tras un largo periodo sin ver a ning√ļn macho. Solo se ha documentado un caso similar: una anaconda verde dio a luz a varias cr√≠as vivas en un zool√≥gico de Reino Unido en 2014. Podr√≠a ser un efecto del cautiverio, pero la partegon√©sis tambi√©n se ha documentado en la naturaleza.

Las dos crías de Anna están ahora al cuidado de los biólogos del acuario. Aunque sean clones de su madre, cada uno tiene sus hábitos. El más delgado prefiere estar recostado, mientras que el más grueso tiene espíritu explorador.

Advertisement

[Acuario de Nueva Inglaterra]